El SEAT 600 siempre formará parte de la historia del automóvil, sobre todo en nuestro país. Este modelo fue presentado en 1957 y por ello, en el Salón del Automóvil de Barcelona, celebró su 60 cumpleaños. La celebración no pudo ser muy acertada, pues en dicho evento fue expuesto una unidad del icónico 600 Cabrio de 1965  completamente restaurada. El coche en cuestión había sido olvidado y llevaba abandonado y sin ser utilizado los últimos 25 años.

Para llevar a cabo una restauración de este calibre se necesitó un equipo de 30 personas que le dedicaron unas 1.500 horas de trabajo. El desafío principal a la hora de reconstruir el vehículo fue mantenerse fiel al modelo original, para ello fueron necesarias más de 1.000 piezas de recambio originales. Al llevar parado 25 años, la electrónica y la mecánica necesitaron un trabajo minucioso y el resultado es casi mejor que cuando salió de fábrica.

El color gris azulado fue uno de los primeros tonos en el SEAT 600 y uno de los que marcó tendencia. Para este modelo restaurado se han utilizado 15 litros de pintura y el resultado es muy satisfactorio. Este descapotable cuenta con un techo corredero de accionamiento manual que es completamente original, al igual que el volante con el botón del cláxon. Su interior recibe un tejido exclusivo con un estampado de pata de gallo, en total han sido utilizados 50 metros de tela.

Finalmente se consigue un SEAT 600 Cabrio prácticamente a estrenar y que traerá buenos recuerdos a una parte del público. Hay que recordar que se vendieron casi 800.000 unidades de este modelo, que estuvo a la venta desde 1957 hasta 1973. Tal fue su éxito, que la producción se tuve que multiplicar por seis. Un coche que formó parte de muchas familias de clase media debido a su asequible precio de 70.000 pesetas de la época.

Fuente – SEAT

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta