Volkswagen nunca fabricó un coupé con una apariencia tan prodigiosa como la del BMW M3 y su tracción a las cuatro ruedas nunca fue tan famosa como el sistema “quattro” de Audi. Pero si hay un compacto deportivo que merece el título de clásico moderno, ese es el Golf R32 de quinta generación (mk5). El principal motivo por el que, en nuestra opinión, merece dicha distinción es el inigualable sonido que emite su motor V6 de 3.2 litros.

El propulsor del R32 no sólo ofrece 250 CV de potencia y 320 Nm de par motor –unas cifras que incluso 12 años después siguen siendo ejemplares–, sino que ofrece un sonido de escape al alcance de muy pocos compactos hoy en día. La tendencia al downsizing ha llevado a los motores actuales a utilizar una mayor sobrealimentación y una menor cilindrada, especialmente en el segmento del Golf donde ya no queda ningún modelo que incorpore un propulsor de más de cuatro cilindros (sin por ello desmerecer al Golf GTI 2017 o al Golf R 2017).

Por esta razón, el Golf R32 será siempre un modelo icónico al que no dejaremos de admirar por su sonido. Si no estáis de acuerdo, coger unos buenos auriculares o un buen equipo de sonido y darle al play en los siguientes vídeos, seguro que cambiáis de opinión.

Lógicamente, este es el sonido de escape de serie.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta