Existen grandes máquinas trituradoras que ayudan a descomponer las piezas más monstruosas en cuestión de segundos. Pero ¿Qué se necesita para acabar con el interior de tu coche rápidamente? Una trituradora como la de Hammler.

Con sus grandes tubos dentados girando en sentido contrario este artilugio puede acabar con lo que un día fue el motor de tu coche. El nombre con el que ha sido bautizada no podía ser mejor: Red Gigant, el gigante rojo. Esta bestia roja pesa la friolera de 42 toneladas y un motor de 710 CV de potencia que permiten deshacer el corazón de tu vehículo para después ser compactado en los míticos bloques, que seguro has visto en alguna ocasión en el desguace.

En este vídeo que te ofrecemos a continuación puedes comprobar lo fácil que es para esta máquina de Hammel deshacer en miles de trocitos los motores de nuestros automóviles. ¡Realmente escalofriante!

Fuente: Sploid Gizmodo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta