Share on Facebook0Tweet about this on Twitter14Share on Google+1

No voy a caer en el populismo barato de ciudadano clasista. Creo en la política y en los políticos. Creo en un colectivo que en mayor medida accede a los puestos de responsabilidad pública con vocación de servir, aunque como siempre ocurre con casi todo, hay unos pocos con actitud de servirse que manchan el buen nombre de unos muchos.

Nos quejamos y con razón los españoles del elevado índice de corrupción que salpica a nuestra clase política, pero aunque mal de muchos consuelo de tontos, el pillaje del dinero de todos no es patrimonio exclusivo nacional.

Unos cuantos miles de kilómetros al norte, concretamente en Bélgica, ha tenido lugar la inauguración de lo que muchos ya han calificado como “la carretera de la vergënza” y aunque usted lector piense que esa camino embarrado por el que transita cada mañana no se queda atrás, tiene difícil superar a esta magna estupidez.

La carretera ha costado la nada desdichable cantidad de 300.000 euros con una distancia de tan solo 5 kilómetros. A lo largo de su recorrido, 250 señales ubicadas a los lados advierten del estrechamiento de la carretera, además de otras con los límites de velocidad y algunas que especifican normas de tráfico específicas del país.

En su primer día de funcionamiento ya han ocurrido varios accidentes y todavía se pueden notar los restos de algún siniestro. Incluso algún conductor se ha atrevido a grafitear un mensaje para los responsables de la obra; “estáis loco”, se puede leer en uno de los muros de protección.

Por su parte, estos, los “irresponsables” de tal atrocidad han intentado explicarse, argumentando que “queríamos ensanchar la carretera para que pudieran circular camiones en ambos sentidos y además evitar una trayectoria completamente recta ya que esto animaba a los conductores a aumentar la velocidad”.

En su descargo, la policía ha declarado que la empresa encargada de llevar a cabo las obras se ha limitado a seguir las directrices marcadas por las autoridades locales.

Imagina ahora verte en esta carretera (por cierto, la han vuelto a cerrar para hacer “arreglos”).
http://www.youtube.com/watch?v=TuqbftqboKs
Vía: Standarmadness

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter14Share on Google+1

5 COMENTARIOS

  1. En Polonia, en el tramo de carretera entre Wroclaw y Kepno, 70 km, han hecho algo parecido y las autoridades se sienten orgullosas, la consideran la carretera más segura de Europa, cuando lo único que han conseguido es que en ese tramo la velocidad media baje hasta los 35 km/h, provocando unas retenciones terribles al estar la carretera llena de isletas de separación central y anular los adelantamientos en casi todo el tramo, y por si fuera poco han eliminado las escapatorias vallando casi la mitad del tramo sin arcén. Circular por allí es garantía de stress y muy muy muy mala leche, en definitiva, una aberración.

  2. Lo de 300.000 euros me parece muy barato, no sé lo que puede costar una carretera, pero 60000 euros el km me parece muy barato. Y no la veo peligrosa en absoluto, lo que veo es que los conductores que la transitan deben de ser un poco torpes

  3. Lo del precio vendrá dado porque es una “mejora”, no es una carretera nueva, parece que sólo han cambiado el pavimento y puesto los bolardos en los arbolitos y señales a tutiplén, con un impacto visual horroroso….
    También me huelo que hay aquí un componente Valones vs Flamencos un tanto a considerar.

    Si queréis ver algo no igual, pero un tanto demencial, sólo pasaros por la M-203 inacabada, entre la R-3 y la M-206, y el corte al llegar al AVE Madrid-Barcelona (se ve en el Google Earth), ahí invierten los políticos! :))

Deja una respuesta