Pequeño pero matón. Así es el motor EcoBoost 1.0 litros de Ford capaz de alcanzar los 140 CV. Para que este motor terminara de convencer por completo a los más incrédulos, el fabricante estadounidense lo puso a prueba en la mayor licuadora del mundo. Pero para demostrar de verdad la fortaleza de sus caballos, Ford le ha convertido en el motor más polifacético de todos los tiempos. ¿Cómo?

Pues para ello ha requerido la ayuda de otro soldado que posee licencia para matar. ¡Tranquilos, no es en sentido literal al menos en la vida real! Y es que Ford ha contratado para estos spots publicitarios al también polifacético actor sueco Hans Lundgren.

Así solo por su nombre igual no lo sitúas pero seguro que lo recordarás en su primer papel en la película del agente 007, Panorama para matar. Aunque su papel más exitoso fue en 1985 cuando se proclamó el máximo rival de Sylvester Stallone en Rocky IV.

Hans Lundgren, como puedes ver en el siguiente vídeo, se enfunda las gafas para comprobar la potencia del motor EcoBoost en esta ocasión sobre un monopatín. Logrando así volar a una velocidad de 60 km/h. Esto es posible gracias al turbo del EcoBoost de 140 CV porque gira a más de 4.000 revoluciones por segundo.

Pero eso no es todo porque Ford no se ha conformado tan solo con la licuadora o el monopotín, esto le ha llevado a convertirlo en un expendedor de pelotas. El agujero que deja la pelota al pasar una diana de yeso a 322 km/h es brutal. Para que os hagáis una idea de este fenómeno cabe destacar que las máquinas normales lanzan las bolas a una velocidad de 145 km/h. Pero sin lugar a dudas el momento más divertido lo protagoniza el pobre bateador. ¡Menos mal que no está en un partido de béisbol!

Fuente: Motor1

1 COMENTARIO

Deja una respuesta