Este es, posiblemente, uno de los mejores vídeos que hemos visto en mucho tiempo, y es que si eres de los que todavía no confía en el karma, ¡tienes que verlo!

Hay conductores que aún se creen los reyes de las calles y no aceptan compartirlas con ciclistas, como es el caso del protagonista de este vídeo, que pasa demasiado cerca de uno de ellos saltándose las normas de seguridad. Afortunadamente el ciclista llevaba una cámara grabando y puede demostrar cómo sucedió todo.

bicicleta malos modales

Tras casi rozarle con su vehículo, el ciclista le sigue para reprocharle lo que ha hecho, y el conductor se defiende diciendo que es una “puta” bicicleta que va por el “puto” medio de la carretera, que no es ni un “puto” tanque ni un coche (luego que si los españoles decimos muchas palabrotas…). Cuando le avisa que está siendo grabado y que lo va a llevar a la policía el conductor se cabrea aún más, hasta llegar al punto en el que se baja del vehículo.

Pero lo mejor está por llegar, después de subirse de nuevo al vehículo, ponerse el cinturón (esta vez sí) y advertirle que “cierre la puta boca” y que le está “tocando las narices”, el ciclista se ríe y esto le cabrea aún más, por lo que vuelve a salir del Peugeot y persigue al chico de la bici. Cuando parece que por fin va a alcanzarle, pasa lo mejor de todo el vídeo, el karma hace de las suyas… aquí puedes verlo:

Lo más sorprendente es el papel del copiloto en toda esta historia, que ni se inmuta. A lo mejor era un maniquí que llevaba para poder circular por carriles para vehículos de alta ocupación.

Después de ver el vídeo, ¿quién crees que tiene razón? ¿Te parece normal la reacción del conductor? Si siempre va con esos humos no me gustaría cruzarme con él en la carretera, ni en cualquier otro sitio.

Vía: Vice

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta