Las pruebas de choque en coches están a la orden del día, incluso se han podido ver en algún que otro anuncio en televisión. Ya te contamos hace un tiempo cómo se preparaban y cómo eran hace muchas décadas, pero poco se habla cuando se trata de vehículos de gran envergadura como son los camiones y los autobuses.

En el primer vídeo se puede observar como reacciona la carrocería de un camión al sufrir un choque frontal. Las luces iluminan de forma espectacular el escenario y la cámara muestra los maniquís esperando el inevitable impacto que se les viene encima. El resultado mostrado en slow motion, deja claro la  extraordinaria fuerza desprendida en el choque que causa que se doble el capó.

Es el turno del autobús donde vemos como queda destrozada la parte delantera completamente, en un impacto que corta la respiración. El vídeo muestra como el vehículo casi pasa por encima del muro de contención con el que choca y se estruja como su fuera una lata de refresco usada.

Por último, este vídeo recoge la prueba de choque de un típico autobús escolar de los EE.UU. En este caso hay maniquís que simulan los ocupantes del vehículo y no cuentan con cinturón de seguridad, puesto que no es obligatorio en las carreteras estadounidenses.

Lamentablemente y como es de esperar dadas las circunstancias, los pequeños salen desprendidos de su asiento para chocar contra el asiento delantero. Una imagen impactante que se une a las ya observadas y que esperamos no ocurran en la prueba más dura y real en carretera.

Vía: Motorpasión

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta