Tobii, el líder mundial tecnología de seguimiento ocular, ha hecho posible un experimento cuanto menos genial. Esta tecnología utiliza cámaras de alta velocidad que rastrean el movimiento de los globos oculares, el parpadeo y la dilatación del sujeto, entre otros factores. Los monitores de Tobii están diseñados de manera muy poco invasiva de forma que se puedan obtener mapas con puntos “calientes” que señalen el recorrido que hace el ojo. El futuro ya está aquí.

El piloto de la escudería india Sahara Force India, Nico Hulkenberg, nos da sus ojos para que descubramos cómo funciona su cerebro cuando corre. Sus movimientos oculares muestran una agilidad cerca de los superpoderes, sin embargo él lo define como algo “natural e instintivo”.

Ciertamente el cerebro puede entrenarse para acelerar esos movimientos de forma que se pueda procesar más rápido la información que pasa a gran velocidad. Hulkenberg hace que parezca realmente sencillo conducir a más de 300 km/h, y revela su secreto: “Sentir lo que el coche hace con tu cuerpo y simplemente reaccionar con todo lo que tienes“.

Un experimento que merece la pena ver:

Fuente: Sahara Force India Formula One Team

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta