La tecnología avanza a la velocidad del viento y es que la ciencia ficción está cada vez más cerca de nosotros y sino observar el Robosaurus, un T-ReX de 30 toneladas de peso y 12 metros de altura que tritura los coches como si de abrir nueces con la boca se tratara. Este invento llama la atención allá donde vá. Según informa Fox Sports el Robosaurus estará en el Texas Motor Speedway para la Serie Camping World Truck y en la IndyCar en Estados Unidos.

El robot T-rex puede levantar hasta dos toneladas y tiene tal fuerza en la mordida que los coches parecen de juguete. Por si fuese poco, el Robosaurus además escupe llamas por su gigante boca.

Robosaurus1

Un portavoz explicó a Fox Sports que el T-Rex parece moverse como si cobrase vida gracias a los movimientos que genera un piloto que se encuentra en la cabina, en el cráneo del robot: “Cada uno de los brazos del piloto se coloca en un sistema de manguito moderación. Cuando el piloto mueve los brazos y los hombros, los brazos y hombros del Robosaurus se mueven también. Los controles de la mano pueden abrir y cerrar sus garras, mientras que los pedales dirigen la bestia mecánica”.

El video que te enseñamos a continuación podrás ver de cerca al Robosaurus en acción, aunque lo han montado empleando también escenas de la película Jurasssic World, para darle más dramatismo. El Robosaurus fue vendido en una subasta de Barrett-Jackson por 512.432 euros en 2008.

Fuente: BlackFlag

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta