Cuando conducimos en malas condiciones climáticas siempre hay que estar el doble de alerta porque el peligro se multiplica en la carretera. Esto lo tienen claro las autoridades, pero los conductores muchas veces subestimamos las consecuencias que nos puede acarrear un accidente cuando las condiciones climáticas son las peores.

Precisamente por eso y sabiendo que un video vale más que mil palabras en la era de Internet, la policía del Estado de Ohio (Estados Unidos) ha difundido un vídeo grabado desde uno de sus coches patrulla. En pleno servicio, los agentes a bordo de su coche patrulla son testigos en primera personas de un desafortunado accidente en una autopista norteamericana. Y en frente de su coche la cámara recoge cómo un conductor sale despedido de su coche, avanza varios metros deslizándose por el asfalto hasta que su cuerpo frena y se levanta por sí mismo y huye al arcén.

El superviviente, Edward Wallace, conducía su Ford Explorer cuando se sorprendió chocando a otro vehículo. No sorprende nada, dadas las condiciones de visibilidad en ese momento en Cleveland, una de las principales ciudades de este Estado del medio oeste norteamericano. No obstante, pese a lo aparatoso del accidente, Wallace no sufrió ninguna lesión relevante, más allá de alguna herida superficial en la cara. Sin embargo, el otro conductor implicado sí que sufrió algunas contusiones, según publicaron en el New York Daily News.

Fuente: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta