Hace año y medio hablamos de las nuevas pruebas de choque americanas. El IIHS, el equivalente estadounidense del Euro NCAP, creaba un nuevo test de impacto en el que un poste rígido desplazado choca contra el frontal del coche.

De esta forma, la energía del golpe se concentra en una parte del frontal del coche. Se trata de un tipo de accidente que puede resultar bastante común, ya que no siempre se choca totalmente perpendicular a una barrera o vehículo. Entonces ya saltaron las primeras sorpresas, al ver cómo bastantes berlinas consideradas de lujo no salían muy bien paraddas de este nuevo análisis.

iihs prueba choque modelos pequeñosEl problema es que los  fabricantes diseñan sus vehículos pensando en esos test de impacto para obtener la mejor nota posible y no en realizar un coche más seguro. Cuando el crash test varía un poco, salen a relucir los defectos. Es lógico que las pruebas de choque deban seguir unos criterios estandarizados para que se juzgue a todos los coches por igual, pero en el mundo real los accidentes no siguen las pautas de esos impactos de laboratorio.

Ahora, el IIHS ha probado la seguridad de once modelos de la categoría “pequeña” del mercado estadounidense, y el resultado ha sido devastador. Solamente uno consigue el aprobado, el Chevrolet Spark, hay cuatro regulares y, lo que es más preocupante, seis suspensos graves, con puertas que se abren (pueden hacer que el pasajero salga despedido) y otros problemas.

iihs resultados prueba choque modelos pequeñosComo cuentan los responsables del IIHS aseguran en este vídeo, “la única forma de proteger a los ocupantes de un vehículo es mantener el espacio interior intacto cuando hay un choque, del tipo que sea”. Y es que mantener la arquitectura interna de coche es el único modo de los elementos de seguridad pasiva cumplan su función, como cinturón de seguridad y airbags.

[raw]

[/raw]


Te dejamos ahora con los vídeos de cada uno de los modelos que han testado, con choques a 40 millas por hora (64,37 km/h). No nos gustaría que te quedases con la idea de que la seguridad en coches pequeños es mala, ya que muy pocos grandes superaron la prueba. Pero resulta descorazonador cómo los fabricantes desarrollan sus vehículos pensando en las pruebas de choque más que en fabricar coches seguros en cualquier circunstancia. Es como un estudiante que se prepara el examen… pero no tiene una idea general de lo que va la asignatura. Algo similar que las evoluciones pensadas en reducir consumos homologados, que no reales. ¿Hasta cuándo?

Chevrolet Spark


Fiat 500


Mazda 2


Toyota Yaris


Hyundai Accent


Ford Fiesta Sedan


Kia Rio


Nissan Versa Sedan


Mitsubishi Mirage Sedan


Honda Fit


Toyota Prius C


Fuente: Youtube IIHS
Vía: Autoblog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta