El drift es una de las prácticas más espectaculares del mundo del motor. La habilidad que entraña está fuera de toda duda, pero si además se realiza en un puerto de montaña (en Onion Valley, California) sin apenas quitamiedos, con caídas de hasta 50 metros y grabado en una sola toma (sin posibilidad de practicar previamente como suele ser común en esta disciplina, miren sino al archiconocido Ken Block), entonces la experiencia se magnifica considerablemente.

En el siguiente video podemos ver al triple campeón del mundo de Formula Drift, Chris Fosberg, realizar uno de los drift más peligrosos que se recuerdan abordó de un Nissan 370Z con un propulsor V8 (el modelo de serie , que probamos, también el 370 Nismo, equipa un V6). La secuencia se grabó en una sola toma en las montañas californianas de Onion Valley sin margen para el error.

El eslogan del vídeo reza lo siguiente: “una montaña, sin práctica y sin segundas oportunidades” (one mountain, no practice, no do-overs). Un claro ejemplo de puro drift que alegra nuestra vista en el mejor de los sentidos.

Fuente: Network A

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta