Cruise Automation es la compañía adquirida por General Motors que desarrolla sistemas de conducción autónoma, ha publicado varios test del prototipo Chevrolet Bolt conduciendo por las calles de San Francisco.

En esta última prueba, el Chevrolet Bolt EV conduce de noche durante hora y media; uno de los mayores desafíos que presentan los coches autónomos. Según información de la compañía, el coche hizo cinco paradas programadas y no precisó en ningún momento de la intervención del conductor, un gran avance para esta tecnología.

En el último vídeo que ha publicado el gigante de la automoción, el vehículo se encuentra con coches en doble fila, ciclistas e incluso se puede ver como otros vehículos se cruzan en su trayectoria. Uno de los momentos más curiosos de la prueba, (que podemos ver en el minuto 24:47 del video), tuvo lugar cuando el coche redujo la velocidad ante el cruce de un mapache:

General Motors está creciendo rápidamente en lo que a conducción autónoma se refiere, y ya es la compañía que ha probado esta tecnología un mayor número de veces; todos los test fueron realizados con el Chevrolet Bolt EV. La compañía tiene más de 50 vehículos autónomos en las carreteras entre San Francisco, Arizona y Michigan, pero recientemente ha informado que planea agregar 300 prototipos más a su flota.

La semana pasada, General Motors demostró la confianza que tiene en Cruise Automation, tras anunciar sus planes para crear 1.100 puestos de trabajo en California. El fabricante americano empezó a lanzar estos vehículos de prueba en febrero, después de que Tesla se refiriera a su producto como “poco más que demoware”. Estas declaraciones llegaron después de que Tesla demandase a su ex director del sistema Autopilot, quien ha sido acusado de robar información para crear su propio sistema de conducción autónomo.

A continuación, Puedes ver una versión del vídeo a una velocidad más lenta a diferentes velocidades de la prueba realizada por Chevrolet.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta