Proseguimos nuestra serie de artículos dirigida a saber más sobre el renting de coches. Si en el último artículo descubríamos la diferencia entre renting y leasing y te dábamos las ocho claves para saber cuál te conviene más, hoy nos centraremos en descubrir las ventajas que tiene para una empresa optar por el renting desde el punto de vista económico.

Lógicamente, cada contrato puede variar, de ahí que conviene analizar diferentes detalles en el contrato de renting. No obstante sí que existen una serie de ventajas económicas del renting de coches, en líneas generales, que aquí te resumimos:

  • Produce un ahorro aproximado del 15% frente a cualquier otro sistema, debido al traslado de condiciones de compra, mantenimiento, seguro…
  • Elimina los costes variables asociados a la utilización de vehículos, a cambio de un coste fijo mensual que incluye todos los conceptos.
  • No requiere realizar una inversión inicial, como la matriculación, el IMC o el seguro, ya que se comienza pagando una cuota mensual.
  • La carga financiera o tipo de interés se aplica exclusivamente sobre la amortización de los vehículos durante el plazo del contrato, y no sobre la totalidad del valor de los mismos al existir un valor residual.
  • Elimina los posibles desajustes existentes entre los plazos de amortización legal y los de utilización real de los vehículos.
  • Aumenta la liquidez al no inmovilizar recursos económicos en vehículos, que necesitan una continua renovación, ya que mediante otro sistema la empresa debería reservar fondos para hacer frente a la inversión necesaria en dicha renovación.
  • Optimiza sus recursos humanos al destinarlos a actividades que realmente aportan valor añadido a su actividad principal, en lugar de destinarlos a gestionar una flota de vehículos.
  • Los vehículos no figuran en el activo del balance de la empresa, ni la deuda contraída por su alquiler en el pasivo del mismo. Esto produce una mejora del Ratio de Endeudamiento (ROE), que establece la relación entre el patrimonio neto de una empresa y sus deudas, y el de Rentabilidad sobre Activos (ROA), que mide la rentabilidad producida por los activos de una empresa.
  • Simplifica la administración y contabilidad, ya que en una sola factura se recogen todos los gastos de los vehículos, y su contabilización resulta muy simple.
  • Aunque es muy difícil de cuantificar, el renting de coches mejora la imagen de la empresa, su productividad y la seguridad de sus empleados al fomentar la renovación de los vehículos.

Foto: cc Flickr

1 COMENTARIO

  1. Para mi como autonomo me parece importante otras ventajas;

    No metes la mano en el bolsillo
    De entrada puedes disponer del coche o de la impresora sin tener que rascar la billetera. Cuando un negocio empieza es importante guardar pólvora en el revolver. No sabes cual será el próximo gasto ni cuanto tiempo vas a poder aguantar sin que entre un cliente por la puerta. Con el renting no eres el propietario. El paganini es el que te alquila el equipo.

    No consumes CIRBE
    Cada vez que pides un préstamo, bien sean para comprar un coche o para renovar los ordenadores de tu oficina, el banco o la financiera te inscribe en un registro. Se trata de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE). A más créditos pides, menos capacidad de crédito te queda en el caso de que pretendas pedir otro en el futuro. El renting es un alquiler. Aunque lo hagas a través de un banco o financiera, la propiedad del bien pertenece al que aporta la pasta, que luego te lo alquila. Sin que te inscriba en el CIRBE.
    Es cierto que los tipos de interés que pagas suelen ser un poco más elevados que en el caso de un préstamo a una empresa. Pero aún así, suelen ser más económicos que un préstamo de consumo.

Deja una respuesta