Los SRI (sistemas de retención infantil) han conseguido reducir la mortalidad de los más pequeños en carretera de manera muy notable. Las claves de la seguridad infantil pasan por elegir una sillita segura y también por emplearla como es debido. Y es ahí donde llega un nueva nueva normativa, la R129 (i-Size), que pretende regular estos sistemas de otro modo, más claro para el usuario y con nuevos procedimientos de análisis y de uso (entre otras cosas).

Será tras el verano cuando todos los fabricantes de sillitas infantiles deban cumplir la nueva normativa, que se actualiza a la ECE R129 o i-Size. Estos son los puntos clave que afectan a la selección de SRI:

  • Cambia la diferenciación de grupos: Hasta el momento las sillitas infantiles se organizaban en cinco grupos (0, 0+, 1, 2 y 3) según el peso y edad, tal y como establecía la normativa europea ECE R44/04. Eso creaba algo de confusión. Ahora se pretende que sea algo más parecido a elegir una prenda, con diferentes tallas, y será el fabricante quien establezca el rango de estatura en  que se puede usar su silla. Al mismo tiempo, se persigue que las tecnologías no sean más un riesgo que una protección (como ocurrió en su día con airbags de acompañante).
  • Pruebas más exigentes: la normativa afecta en mayor medida a los sistemas de retención para niños de más de 100 centímetros de altura, con pruebas en colisiones frontales y laterales más exigentes. Han de ser compatibles con airbags de cortina, ya habituales en muchos vehículos, y que evitan colisiones con la puerta.
  • Bébés de hasta de 15 meses: Será obligatorio viajar en el sentido contrario a la marcha y en los asientos traseros. Es la posición que reduce más la tensión en el cuello.

  • Sistema Isofix: las i-Size sólo se podrán montar en asientos con sistema Isofix, muy fácil de instalar y que evita que se instale mal una silla con el cinturón de seguridad. No será obligatorio en sistemas de retención infantil destinados a niños de entre 100 y 150 cms de altura.
  • Elevadores con respaldo: Los niños de 125 centímetros deberán usar alzador con respaldo (aunque no estén obligados, puesto que la nueva normativa R44/04 habla de homologación y no de prohibición).
  • Elevadores sin respaldo: Solamente podrán emplearse solamente con niños de más de 125 centímetros de altura. Los que tienen respaldo aseguran una completa sujeción por los hombros y mejor protección en el caso de impactos laterales.
  • Nuevo etiquetado: La Dirección General de Tráfico explica con esta imagen los cambios en las etiquetas de los sistemas de retención infantiles homologados

Si ya cuentas con un sistema de retención infantil que cumplía con la antigua norma, seguirá siendo legal utilizarlo. No será hasta 2018 cuando solamente se vendan sillas nuevas con esta nueva normativa. Eso por ahora, mientras no existan leyes como las norteamericanas, donde las sillitas cuentan con fecha de caducidad (los materiales pueden perder propiedades). Recuerda que un sistema de retención infantil puede reducir hasta en un 75% el número de fallecidos en accidentes de tráfico y en más de un 90% el número de lesiones.

Viendo la norma, aunque no lo indica explícitamente, será a partir de que el niño mida más de 150 cm cuando puede viajar sin sillita, en cualquier plaza del coche (recuerda, desde octubre de 2015 los niños menores de 135 cm no pueden viajar en el asiento delantero salvo limitadas excepciones).

Fuente: DGT, RACE
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta