Fue en 2010 cuando apareció por primera vez el Audi A1. Se trataba del pequeño de la familia, del encargado de poner distinción en el segmento B, siendo uno de los pocos utilitarios premium. Tras una actualización en la mitad de su vida comercial, ahora llega la segunda generación, el Audi A1 Sportback 2019. Una de las principales novedades es que solamente estará disponible con esta carrocería de cinco puertas, dejando clara la tendencia a abandonar las tres puertas.

Se puede distinguir perfectamente de su antecesor gracias a una serie de modificaciones estéticas notables. Tiene un diseño más deportivo y dinámico que hace homenaje al mítico Audi Sport quattro con las tres ranuras justo al finalizar el capó. A ambos lados estrena unos faros delanteros LED que le ayudan a ganar carácter y a posicionarse más cerca de sus hermanos mayores. Lo mismo pasa con la parrilla Singleframe, que es más ancha, y con las grandes tomas de aire inferiores.

Sigue teniendo unos voladizos cortos y un pilar C inclinado con algo menos de personalidad, por lo que la vista lateral es la que menos cambia. En la zaga si apreciamos más novedades, comenzando por el spoiler trasero que parte del techo. Los nuevos pilotos traseros en 3D le dotan de mayor horizontalidad, mientras que la parte inferior queda rematada por unas llamativas tomas de aire. Hay que tener en cuenta que algunos de estos detalles, al igual que las llantas de 18 pulgadas, se corresponden al acabado deportivo S line.

El utilitario se puede personalizar con hasta once colores y además acepta pintar el techo y el pilar A de otro color, logrando una carrocería bitono. Y si miramos la ficha técnica nos encontramos con que el nuevo Audi A1 Sportback es ligeramente más largo y algo más bajo que la primera generación. Tiene una longitud de 4,03 metros (6 cm más), una anchura de 1,74 metros (se mantiene) y una altura de 1,41 metros (1 cm menos).

Cuando pasamos al interior del nuevo A1 Sportback apreciamos una completa remodelación. Quiere ser la referencia del segmento al incluir más tecnología y el diseño heredados de sus hermanos mayores. Tras el volante se puede apreciar el Audi Virtual Cockpit de 10,25 pulgadas, mientras que la consola central tiene una nueva pantalla táctil de 10,1 pulgadas enfocada hacia el puesto de conducción. Otro detalle son las salidas de ventilación ‘unidas’ en la parte del salpicadero frente al acompañante.

La habitabilidad es otro de los puntos que mejora. La marca dice que no hay que preocuparse por el espacio para cabeza y piernas en las plazas traseras. Si el maletero del utilitario no destacaba especialmente en la anterior generación, ahora se incrementa su capacidad hasta los 335 litros. Es un considerable crecimiento de 65 litros (antes tenía 270 litros) y se puede conseguir una capacidad de hasta 1.090 litros si se abaten los asientos traseros.

Audi A1 2019. Motores

La gama de motores del Audi A1 Sportback va a estar formada por motores de gasolina turboalimentados con tres y cuatro cilindros. La marca todavía no se ha pronunciado acerca de si se plantean añadir el diésel más adelante. El acceso a la gama será la versión 25 TFSI que se trata de un motor de tres cilindros y 1.0 litros que desarrolla 95 CV. Con ese mismo bloque aparece el 30 TFSI, que tiene 115 CV de potencia.

Por encima queda el 35 TFSI, ya de cuatro cilindros y 1.5 litros, que tiene 150 CV. El tope de gama por el momento será el 40 TFSI de cuatro cilindros y 2.0 litros, que cuenta con 200 CV. El más potente solamente puede ir ligado a la transmisión automática S tronic de seis velocidades, mientras que en el resto se puede escoger entre un cambio manual de seis velocidades y el automático S tronic con siete relaciones.

Los rumores ya apuntan a la llegada de un futuro Audi S1 Sportback que contaría con la misma mecánica que el tope de gama, pero se aumentaría su potencia hasta los 250 CV y se incorporaría la tracción total quattro. Mientras tanto, hay que decir que en las versiones normales se ha ajustado la suspensión delantera tipo McPherson y la trasera de barra de torsión para ofrecer un comportamiento mejorado. Habrá varios paquetes para modificar este elemento.

También en algunas versiones aparecerá el Audi drive select. Permitirá cambiar entre los modos de conducción Auto, Dynamic, Efficiency e Individual para modificar la respuesta de la dirección, del motor o del cambio. Los frenos es otro de los elementos que mejoran y pueden sobredimensionarse con los paquetes opcionales.

Audi A1 2019. Equipamiento

En el Audi A1 Sportback estarán presenten las típicas líneas de equipamiento que vemos en otros modelos de la gama y que son Advanced, Design y S line. Cada una dará una personalidad propia al vehículo y contará con un diseño específico. Pero hay que destacar que incluso de serie, el equipamiento del utilitario será bastante completo. Por poner un ejemplo, la instrumentación digital estará en todas las versiones.

También habrá otros elementos más característicos de segmentos superiores como puede ser el caso del sistema multimedia MMI Touch o el superior MMI navigation plus con pantalla de 10,1 pulgadas y navegación en 3D, además del Audi Connect. También se pueden incluir cosas como la iluminación ambiental con 30 colores, el sistema de sonido Bang & Olufsen con once altavoces y 560 vatios de potencia.

Las ayudas a la conducción también estarán presentes y el Audi A1 Sportback puede llevar la advertencia del cambio de carril, el Audi pre sense con detección de peatones y ciclistas, control de crucero adaptativo o Park Assist. Se espera que este modelo llegue a los concesionarios a finales de este mismo año o a principios de 2019. Su debut oficial será en el Salón de París.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (61 fotos)