El Audi e-tron 2019 es el primer SUV eléctrico de la marca alemana, que ya había vendido hacía años un deportivo eléctrico, el Audi R8 e-tron. Las primeras unidades comenzarán a entregarse a los clientes a finales de 2018, que pagarán un precio de 82.400 euros.

Con 4,90 metros de longitud, se queda a medio camino del Q5 y el Q7. Sus 1,93 metros de anchura es similar a la de estos otros dos modelos, pero es notablemente más bajo, pues se queda en 1,61 metros, lo que acerca su silueta a la de un coche familiar medio. Se fabrica en la planta de Bruselas, que la marca destaca por ser neutral en sus emisiones de CO2, muy acorde con la filosofía de este coche.

Su diseño, que había sido anticipado por los prototipos quattro e-tron concept y e-tron Sportback Concept, cuenta con rasgos que se irán sumando a otros modelos de la marca con este modo de propulsión eléctrica. Ejemplo de ello, el gris de su parrilla Singleframe, las taloneras con formas muy expresivas o la tapa eléctrica para cargarlo. Carece de retrovisores, que han sido sustituidos por cámaras para mejorar la visión. De serie cuenta con llantas de 19 pulgadas (con neumáticos 255/55), pero podrá contar con otras de hasta 22 pulgadas.

El interior del nuevo Audi e-tron 2019 cuenta con cinco plazas y es extremadamente tecnológico. Cuenta con las tres pantallas que ya hemos visto en otros modelos de la marca, como el Audi A7 Sportback o el A8: La primera se reserva para el cuadro de instrumentos, el Audi Virtual Cockpit, de 12,3 pulgadas. En el centro de la consola una de 10,1 sirve para controlar el sistema multimedia y bajo ella se ubica otra algo menor, de 8,6 pulgadas, desde la que se maneja el climatizador, los asientos y sirve para escribir textos. A ellas se suman otras dos de 7 pulgadas OLED en los laterales, las Virtual Exterior Mirrors, ubicadas en las puertas (como en el Volkswagen XL1) y que muestran las imágenes que envían las cámaras retrovisores (son opcionales).

Tampoco es manco en el apartado más práctico, ya que el Audi e-tron anuncia un maletero de 660 litros, una cifra que lo coloca, por ejemplo, por delante del Audi Q8. A ello hay que sumar un espacio bajo el capó delantero, un detalle que también tiene uno de sus rivales, el Tesla Model X, pero no otros, como el Mercedes EQC.

Audi e-tron 2019. Motor

De mover a este modelo se encargan dos motores eléctricos, encargados de mover cada uno las ruedas de cada eje, por lo que se trata de un modelo con tracción total (la última generación de la tracción quattro). El motor delantero anuncia 170 CV y 247 Nm de par, mientras que el trasero alcanza los 190 CV y 314 Nm. La potencia total máxima varía en función del modo de conducción empleado y tiene una limitación de tiempo en que está disponible:

MODO DMODO S
Potencia total360 CV408 CV
Tiempo máximo potencia60 segundos8 segundos
Aceleración 0-100 km/h6,6 segundos5,7 segundos

De alimentar los dos motores asíncronos con rotores de aluminio se encarga una batería de 95 kWh de capacidad, que se ubica bajo el piso del vehículo para mejorar el comportamiento del vehículo (hay que tener en cuenta que pesa 700 kg). La marca anuncia que homologa hasta 400 km de autonomía, según el nuevo ciclo WLTP.

La marca cuenta que el coche es capaz de recarga la batería en el 90% de las desaceleraciones, gracias a que aprovecha un nuevo sistema de frenado electrohidráulico integrado (brake-by-wire), que destaca por su ligereza y permite además reducir fricciones de las pastillas con los discos. Como es habitual en estos vehículos, el conductor puede seleccionar el nivel de recarga (y por tanto de retención del sistema) mediante las levas ubicadas en el volante, que permiten elegir entre tres niveles.

Audi asegura que existe una “amplia gama de opciones de recarga, con soluciones inteligentes para el hogar y en carretera”. Para cargar el coche hay que usar la conexión que se ubica en la aleta delantera izquierda y permite recargas de hasta 150 kW. Destacar el Audi e-tron Charging Service, que ayuda a planificar viajes, una tarjeta que permite usar diferentes puntos de recarga (de 220 empresas diferentes) en toda Europa…

La suspensión puede contar con amortiguadores de dureza variable, para que la altura libre pase dellos habituales 172 mm a 222 mm (si se necesita superar algún obstáculo o se pasa por zonas con baches) o bien rebajarse hasta los 146 (al nivel de un turismo, perfecto para carreteras en buen estado y mejorar la aerodinámica y consumo).

Audi e-tron 2019. Equipamiento

La marca de Inglostadt no ha querido escatimar en este modelo que inicia su aventura eléctrica. Para empezar, cuenta con el mejor sistema de infoentretenimiento disponible en su gama, MMI Navegación plus, que incluye LTE Advanced y punto de acceso Wi-Fi de serie.

No faltan tampoco numerosos sistemas de ayuda a la conducción, que funcionan gracias a cinco sensorers de radar, seis cámaras, un escáner láser y sensores de ultrasonidos. De serie cuenta con el asistente de eficiencia, que promueve un estilo de conducción eficiente (mostrando información al conductor y recuparando energía de forma automática). Cuando se usa el control de crucero adaptativo (capaz de funcionar entre 0 y 200 km/h), es capaz de frenar y acelerar también prediciendo lo que va a ocurrir.

A esto se unen el asistente de frenado, alerta por cambio involuntario de carril y de tráfico cruzado al circular marcha atrás, detector de vehículos en el ángulo muerto, sistema de aparcamiento semi automático…. Entre los opcionales, las cámaras que hacen de retrovisor, el Head-Up Display, la iluminación ambiental con 30 tonos…

La comercialización la inicia el Audi e-tron edition one, una edición limitada a 2600 unidades) con detalles decorativos específicos y un paquete de equipamiento que incluirá asientos deportivos, un equipo de sonido del especialista Bang & Olufsen, unos faros matriciales de ledes y un paquete de asistentes a la conducción.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (32 fotos)