Tras el lanzamiento del Berlingo Multispace, la versión dedicada al transporte de pasajeros, solamente era cuestión de tiempo que llegase la variante comercial de la mítica furgoneta francesa que lleva más de dos décadas en el mercado. La Citroën Berlingo 2018 es el vehículo profesional de nueva generación que se asienta sobre la plataforma EMP2 del Grupo PSA, al igual que sus hermanos mellizos, los Peugeot Partner y Opel Combo Cargo.

Y lo cierto es que en el apartado estético hay bastantes diferencias respecto al Multispace. En el frontal vemos una disposición más clásica con una parrilla estrecha y unos faros tradicionales, ni rastro de la doble parrilla y ópticas divididas. Tampoco hay espacio para los Airbumps laterales ni para las barras del techo. En su lugar hay un frontal más alto y corto, mayor número de protecciones plásticas, ventanas paneladas y apertura más práctica del portón.

Un vehículo comercial tiene que destacar por su modularidad y el nuevo Berlingo lo hace al ofrecer dos longitudes de carrocería. Por un lado está la Talla M con 4,40 metros de largo y con una distancia entre ejes de 2,78 metros, y por el otro la Talla XL que mide 4,75 metros con una batalla de 2,97 metros. Este modelo permite elegir las puertas al gusto, pudiendo tener ninguna, una o dos puertas laterales deslizantes, además de unas traseras chapa 40/60 con apertura de 180°, que también pueden ser acristaladas.

Y volviendo a la personalización, el interior se puede escoger con la cabina Extenso o la doble cabina modulable. La primera se limita a tres plazas delanteras y un mayor volumen de carga (entre los 3,3 y los 4,4 m3 en función de la talla elegida). La segunda opción solo puede ir ligada a la Talla XL y puede configurarse para tener entre 1 y 5 plazas. La carga útil del modelo varía entre los 650 y los 1.000 kg dependiendo de la elección.

Citroën Berlingo 2018. Motores

La gama de motores que ofrece el Citroën Berlingo es la misma que ya conocíamos para la Multispace. En gasolina se podrá elegir entre dos opciones del motor 1.2 PureTech de tres cilindros, una con 110 CV y el cambio manual de seis velocidades y la otra, que llegará en 2019, con 130 CV y la transmisión automática EAT8 de ocho relaciones.

Por la parte del diésel, la gama arranca con el 1.6 BlueHDI en dos niveles de potencia, con 75 o con 100 CV. El tope de gama será el 1.5 BlueHDi de 130 CV que puede ir ligado tanto a la caja manual como a la automática.

Citroën Berlingo 2018. Equipamiento

Además de la configuración, también se puede escoger entre dos líneas de equipamiento con filosofías diferentes. Por un lado está la versión Worker, más enfocada a profesionales, con distancia al suelo elevada, Grip Control, neumáticos M+S, suelo antideslizante e iluminación en la zona de carga y toma de 12V. Por el otro lado está la versión Driver, que ofrece una mayor comodidad gracias a elementos como pack acústico (mejora calidad de rodaje), sensores de luz y lluvia, pantalla de 8 pulgadas o ayuda al estacionamiento ‘Surround rear vision’.

El Citroën Berlingo también ofrece novedades en su equipamiento. Hay disponibles hasta veinte ayudas a la conducción, entre las que se incluyen el indicador de sobrecarga, alerta de cambio involuntario de carril o cámara de visión trasera. También es novedad el Head-Up Display, la recarga inalámbrica para smartphone o el sistema multimedia Citroën ConnectNav.

Fuente: Citroën
Galería de fotos:

Ver galeria (25 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta