En un entorno tan paradisíaco como la ciudad de Niza se presentó a la Prensa internacional el nuevo DS5. Tras el éxito cosechado por el DS3 y la buena acogida del DS4, la marca de los chevrones tiene muchas esperanzas puestas en su última creación, que esta vez sí, presenta un diseño único desde cualquier ángulo y un habitáculo 100% propio.

Por fuera, el nuevo modelo galo posee un estilo reconocible por las tiras cromadas que nacen en las ópticas delanteras y decoran la vista lateral hasta el pilar A, esto le hace distinto. El frontal, dinámico y elegante, presenta soluciones interesantes para mejorar la aerodinámica como unas pequeñas entradas de aire a la altura de los faros antiniebla. En la zaga, el portón posterior queda dividido con un alerón de dimensiones considerables y parte la luneta en dos, lo que deja algo limitada la visibilidad.

La idea de Citroën es llegar a vender 40.000 unidades de este nuevo modelo. Es un coche que se ha concebido de manera global y aunque para el viejo continente estará fabricado en Francia, a partir de 2013 también será ensamblado en China, gracias a la alianza firmada hace pocos meses con Changan.

Pero sigamos hablando de sus características “físicas”: sus dimensiones lo dejan situado en un punto medio entre los compactos y las berlinas del segmento D. Por precio está claramente en este último grupo, si bien los 4,5 metros de longitud lo alejan un poco de ellos. En la rueda de prensa, Citroën citó al Audi A4 como uno de los rivales más directos del DS5, algo que parece algo osado por parte de la firma francesa. Quizá el Lancia Delta sea un rival más acorde para el DS5.

El lanzamiento del DS5 en el mercado español no tiene una fecha fija por ahora, aunque se espera que sea durante los meses de febrero o marzo de 2012. Dado el margen de tiemp. La filial no ha querido desvelar las tarifas recomendadas, aunque sí han dejado caer que arrancarán en unos 28.000 euros, es decir, será algo más asequible que en el mercado francés.

Citroën DS5 2012. Motores

Y ahora vamos con los motores: en gasolina, el menos potente será el 1.6 THP de 156 CV, tanto con caja manual como con la automática de tipo tradicional. Por encima queda el 1.6 THP con 200 CV y caja manual, más interesante y apropiado dado el carácter exclusivo y dinámico de este modelo.

En diésel, además del 112 CV, hay disponible un 2.0 HDI con 163 CV con dos cajas de cambios: manual de seis velocidades o automática CAS -tradicional, con convertidor de par-, con idéntico número de relaciones.

Los DS5 Hybrid4 incluyen una ruleta en la consola central en la que se pueden seleccionar cuatro modos distintos de utilización:

  • AUTO: En este modo, la gestión electrónica trata de conseguir un menor consumo combinando ambos motores. En total la potencia disponible es de 120 kW (163 CV). En fases de desaceleración y frenada, aprovecha la energía para recargar la batería. Al superar los 120 km/h el motor eléctrico se desconecta automáticamente.
  • SPORT: Salvo en las detenciones y paradas, que apaga el motor, no hay concesiones al ahorro de combustible. Las leyes del acelerador cambian para obtener una respuesta más directa. Este es el único caso en el que se pueden obtener los 200 CV de potencia homologados.
  • MODO 4WD: Aquí ambos motores están trabajando siempre continuamente para mejorar la motricidad. En el caso de que la batería no tenga energía suficiente acumulada, el alternador-motor de arranque suministra hasta 8 kW de potencia. De esta forma, con mayor o menor fuerza, el DS5 siempre es tracción total.
  • ZEV: Es la verdadera razón por la que muchos usuarios quieren un híbrido. En este modo el motor térmico queda fuera de uso y el DS5 se mueve gracias al eléctrico. Con la batería a tope se pueden recorrer unos 4 km sin necesidad de que el bloque de explosión se encienda. No gasta combustible y por tanto, no emite CO2. Una vez agotamos las reservas, automáticamente salta al modo AUTO. La potencia máxima es de 20 kW (27 CV).

Citroën DS5 2012. Equipamiento

Y para terminar, algunos apuntes de su equipamiento: entre las novedades, ha incorporado la segunda generación del asistente de cambio de carril involuntario. Funciona con una cámara situada en el parabrisas que también asiste para el cambio de luces cortas/largas. Otro elemento que estrena es el Head Up Display, ya visto en otros modelos de Peugeot y que refleja la información básica (velocidad real, control de crucero y navegación) en una pequeña pantalla de plástico transparente y abatible.

Otros detalles del equipamiento presentes en el DS5 ya los hemos visto antes en otros modelos de la gama, como el Citroën eTouch, el control de velocidad programable, indicador de cambio de marcha óptimo, asistente de arranque en cuestas, faros bi-xenón direccionales, función masaje para el asiento del conductor, climatizador dual con tres modos automáticos de funcionamiento. Algunos de estos elementos serán de serie u opcionales.

Fuente: Citroën
Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta