El Infiniti G Cabrio 2009 es una suerte de berlina coupé de techo duro basada en el Nissan 370Z. pretende combinar las aptitudes dinámicas del Z con el lujo, la comodidad y el estilo del sedán G 2009. Está disponible desde 56.100 € ya que ofrece muchas características técnicas y de equipamiento de nivel superior.

Lo que más llama la atención es su techo rígido en tres piezas de accionamiento eléctrico. Tarda 25 segundos en abrirse o cerrarse. En la marca han conseguido que la siueta sea igual de seductora con ella abierta o cerrada.

Mantiene las proporciones del coupé, con un ligero incremento de 5 mm de longitud y altura y la zaga se ensancha 32 mm. El resto de trazos propios de la marca, con curvas frontales, capó ondulado, parrilla de doble arco y los faros en forma de L con luces antiniebla integradas se mantienen. Este descapotable tiene elementos propios, como capota, puertas, paneles laterales y tapa del maletero.

Las plazas traseras son utilizables (no por gente muy alta) y también el maletero. Con el techo subido, el compartimento de equipaje tiene una capacidad de 366 litros (mayor que el del G37 Coupé). Con ella bajada, apenas cabe el deflector de viento y una pequeña maleta.

Infiniti G Cabrio 2009. Motor

De moverlo se encarga en Europa el motor V6 de 3.7 litros y 24 válvulas en posición delantera longitudinal y que entrega 320 CV a 7.000 rpm, así como 360 Nm de par motor. Ya lo emplean otros modelos de la marca, como el Nissan 370Z.

Esta caudal de potencia se entrega a las ruedas traseras mediante una transmisión manual de seis velocidades, si bien es opcional con siete velocidades (una más que la mayoría de rivales, para un menor consumo de carburante), que pueden controlarse mediante las levas de magnesio tras el volante. Cuenta también con un control de cambio adaptable (Adaptive Shift Control), sistema de conducción deportiva Drive Sports (DS) y modos manuales.

Su velocidad máxima se ha limitado a 250 km/h. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,2 segundos (6,4 con el cambio automático), con un consuumo de 11,9 l/100 km (algo menos con el automático, de 11,4 litros). Las emisiones de CO2 son de 275 y 264 g/km, respectivamente.

Desde Infiniti nos cuentan que la posición del techo retráctil apenas afecta al reparto de pesos 53/47 entre ejes delantero y tarsero con ella echada y 52/48 con la capota bajada. El sobrepeso respecto a la variante coupé es de 108 kg, por lo que se ha modificado la suspensión trasera y añadido un amortiguador a la columna de dirección para eliminar las vibraciones: rigidez sin perder comodidad.

Infiniti G Cabrio 2009. Equipamientos

Se ha prestado atención especial a la seguridad, con elementos como el sistema de estabilidad electrónica (ESP), que se puede desactivar a voluntad, control de la tracción, reposacabezas traseros fijos con aros desplegables antivuelco, seis airbags. Son de serie en los acabados GT y GT Premium en los que se estructura la gama, al igual que las llantas de aleación de 19 pulgadas y diez radios.

El sistema de frenos deportivos también se equipa de serie, con discos ventilados con un sistema antibloqueo de cuatro sensores y cuatro canales, sistema de distribución electrónica de la fuerza de frenado y asistente inteligente a la frenada. Por su peso extra, el Cabrio cuenta con discos más grandes que el G37 Coupé (355 mm en la parte frontal y 350 mm en la posterior) con pinzas de freno de cuatro pistones de aluminio en la parte delantera y pinzas de freno de dos pistones en la parte trasera. La dotación tecnológica y de confort es superlativa.

Fuente: Infiniti
Galería de fotos:

Ver galeria (25 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta