Los monovolúmenes grandes no pasan por su mejor momento de ventas. Han quedado atrapados entre los SUV familiares (muchos de ellos con siete plazas) y las versiones de pasajeros de las furgonetas, cada vez mejor equipadas. Pero en Ford todavía piensan que hay cuerda para rato, de ahí la actualización (más enfocada a motores y tecnología que a diseño) de uno de los modelos con mejor dinamismo del segmento, el Ford S-Max 2019. Su precio parte de 33.075 euros, con el motor y acabados más básicos.

No hay apenas cambios de diseño respecto del S-Max 2015, un monovolumen realmente elegante y que huye de las típicas formas cuadradas. La única diferencia son dos nuevos colores en la gama entre los que elegir, con un azul Chrome y el plata Luna entre ellos. Las variantes ST-Line tienen ahora pinzas de freno rojas deportivas.

En al interior, Ford ha mejorado la pantalla de información que hay en el panel de instrumentación colocando una con tecnología LCD en color y con un tamaño de 4 pulgadas. Como opcional se puede sustituir todo el panel de instrumentación por uno completamente digital de 10 pulgadas.

Ford S-Max 2019. Motores

Aprovechando la llegada del WLTP, la firma ha jubilado la denominación TDCi para sus motorizaciones diésel. Ahora pasa a ser EcoBlue. Se reservando el término EcoBoost, muy similar, para los gasolina, pero la gama no contempla por el momento ninguna opción con este combustible, si bien no se descarta.

El motor 2.0 Ecoblue se ofrece cen versiones de 120 CV, 150 CV y 190 CV y con 240 CV biturbo. Entre las mejoras para cumplir con la normativa Euro 6d Temp calculada con el nuevo ciclo la marca destaca el sistema de admisión integrado con puerto de imagen espejo para una “respiración” optimizada del motor; un turbocompresor de baja inercia que mejora el par motor o el sistema de inyección de combustible de alta presión que es más sensible, más silencioso y ofrece un suministro de combustible más preciso. Cuenta con el Adblue para reducir aún más los NOx.

El motor EcoBlue de 240 CV Bi-turbo de 2.0 litros de Ford cuenta con un pequeño turbo de alta presión y un turbo de baja presión más grande que funciona en serie a bajas revoluciones para ganar capacidad de respuesta.

Con los motores EcoBlue también llega una nueva caja de cambios automática de ocho relaciones que se dirige mediante el selector de marchas giratorio e-shifter. Es capaz de estudiar las condiciones en las que se conducimos (si se está subiendo una pendiente o se baja, si se circula por una curva cerrada…) para ofrecer siempre un rendimiento sensible y suave. La otra opción es una manual de seis velocidades y también pueden equiparse los monovolúmenes con la Tracción Total Inteligente, que puede ajustar la entrega de par hasta un 50/50 entre las ruedas delanteras y traseras en menos de 20 milisegundos. Estas son las diferentes combinaciones:

MotorCambio
2.0 TDCi 120 CVManual 6
2.0 TDCi 150 CVManual 6
2.0 TDCi 150 CVPowershift 8
2.0 TDCi 190 CVManual 6
2.0 TDCi 190 CVPowershift 8
2.0 TDCi 190 CV 4×4Powershift 8
2.0 TDCi 240 CVPowershift 8

Ford S-Max 2019. Equipamiento

No hay variaciones en los niveles de acabado. Continúan siendo cuatro. Dos sencillos, pero completos, los Trend y Titanium habituales de todos los modelos de la marca, a los que se suma el deportivo ST-Line (más apariencia que en mejoras dinámicas) y el más lujoso Vignale.

La oferta de tecnología mejorada incluye Control de Crucero Adaptativo (ACC) con funcionalidad Stop & Go cuando se combina con la automática de ocho velocidades, para negociar sin esfuerzo el tráfico de parada y salida. Otros sistema que se han mejorado es la tecnología BLIS del aviso de ángulo muerto, que ahora detecta coches hasta 18 metros por detrás, y con el limpiaparabrisas que gracias a su sistema ClearView permite limpiarlo de una forma más eficiente utilizando varios chorros de agua montados en el brazo del limpiaparabrisas.

También se ha aprovechado para colocar de serie el sistema de Cancelación Activa de Ruido del acabado Vignale con el motor EcoBlue de 240 CV.

Otros elementos de equipamiento destacados son el Sistema de Iluminación Frontal Adaptable, que ajusta el ángulo del haz de los faros para que se adapte al entorno de conducción o  el Asistente de Aparcamiento Activo con Estacionamiento Perpendicular para maniobras de aparcamiento con manos libres.

El apartado de comunicación y entretenimiento se reserva al sistema SYNC 3 de Ford que controla funciones de audio, navegación y clima, además de los smartphones conectados mediante sencillos comandos de voz. Cuenta con una pantalla táctil en color de 8 pulgadas que se puede manejar mediante gestos de pellizco y deslizamiento y compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)