El Kia Sportage 2019 es la actualización de la cuarta generación del SUV compacto, lanzada en 2016. Llega al mercado en el tercer trimestre de 2018 con un diseño renovado, mayor dotación tecnológica y una gama de propulsores con la microhibridación como gran protagonista, para que toda la gama cumpla con la normativa de emisiones Euro 6d TEMP.

El modelo significa una cuarta parte de las ventas de la firma en Europa y el pasado año se vendieron nada menos que 131.000 unidades. El éxito del modelo ha hecho que su diseño cambie muy poco. Estrena paragolpes delanteros y traseros, además de grupos ópticos. En la parte trasera de las versiones más deportivas habrá salidas de escape dobles y luces de niebla LED con un nuevo diseño tipo “cubo de hielo”.

Quien lo desee podrá mejorar el aspecto con estribos cromados, protectores de bajos metálicos. Hay también llantas de aleacción de nueva factura, en medidas de 16, 17 y 19 pulgadas y cinco nuevos colores de pintura para la carrocería.

El nivel de acabado más completo, el GT Line (ver prueba) se diferencia de otras gracias a su parrilla del radiador de color negro brillante, protectores de bajos de color plata y negro brillante, inserciones de cromo oscuro en los estribos y el portón trasero. Las llantas de aleación de 19 pulgadas exclusivas del GT-Line cambian respecto a las ofrecidas hasta ahora.

Por su parte, el habitáculo gana en refinamiento, con un volante nuevo y variaciones en el salpicadero, con cambios instrumentación y un nuevo sistema multimedia con pantallas de 7 u 8 pulgadas (este último sin marco). La tapicería es ahora de dos tonos (negro y gris), mientras que en el GT-Line pueden elegirse una en los mismos colores o una de piel con detalles rojos.

Kia Sportage 2019. Motores

La gran novedad es que el nuevo Sportage estrena el sistema de propulsión EcoDynamics+ , un diésel híbrido ligero de 48 V, un nuevo hito en la estrategia de electrificación de la marca que incluye el lanzamiento de 16 vehículos hasta 2025 con sistemas de propulsión avanzados: cinco nuevos híbridos, cinco híbridos enchufables, cinco vehículos eléctricos con batería y, en 2020, un nuevo eléctrico con pila de combustible.

A este 2.0 diésel híbrido, que reduce las emisiones de CO2 hasta un 4%, se suma el nuevo 1.6 CRDI, con versiones de 115 y 136 CV, que sustituye al 1.7 actual (ver prueba). La composición de la gama de gasolina no sufre cambios. Se mantienen los 1.6 GDI de 135 CV y el 1.6 TGDI con 177 CV de potencia.

Ya sabemos que los más potentes contarán con la posibilidad de tener tracción total y caja de cambios de siete velocidades con doble embrague, además de la manual de seis relaciones que equipa de serie.

Kia Sportage 2019. Equipamiento

El nuevo todocamino presume de nuevos sistemas avanzados de asistencia a la conducción, como el incluido el control de crucero adaptativo inteligente con función de parada y arranque automáticos, el Around View Monitor un sistema de cámaras que facilita con monitor del entorno y facilita las maniobras de aparcamiento y el control de la atención del conductor Driver Attention Warning, que detecta el cansancio o la falta de atención al volante.

En España se han establecido nada menos que cinco niveles de terminación (no todos disponibles con todas las mecánicas):

  • Concept: El acabado más sencillo no es demasiado espartano. Incluye elementos como llantas de aleación de 16 pulgadas, luces diurnas por LED, volante forrado en piel, el aire acondicionado, ordenador de viaje, control de velocidad, equipo multimedia con pantalla de 7 pulgadas y conectividad Bluetooth y USB…
  • Drive: Una de las terminaciones más equilibradas, presume ya de llantas de aleación de 17 pulgadas, faros antiniebla, retrovisores plegables, sensor de lluvia, sensores de aparcamiento traseros, espejo interior fotosensible. Dentro nos encontramos con el climatizador bizona, navegador y cámara de visión trasera, un cuadro de instrumentos con pantalla a color y algunas ayudas a la conducción como el lector de señales de tráfico, alerta de cambio de carril, aviso pre-colisión…
  • Emotion: Pensado más en el confort, cuenta ya con faros Full LED, cristales de las ventanillas traseras tintados, freno de mano eléctrico, sensores de aparcamiento delanteros (con asistente semiautomático), acceso sin llave y arranque por botón, tapizado en piel, sistema de navegación con pantalla de 8 pulgadas, equipo de sonido JBL con subwoofer…
  • GT-Line Essential: Cuenta con una imagen más deportiva gracia al paquete deportivo exterior, llantas de aleación de 19 pulgadas, tapizado mixto tela-piel, sensores delanteros, cristales traseros oscurecidos, volante y pomo del cambio deportivos o alfombrillas específicas. Tiene, además de todo lo que incluye el acabado Drive, acceso sin llave y arranque por botón, freno de mano eléctrico.
  • GT-Line Xtreme: Mejora al anterior con el techo solar eléctrico con cortinilla, asientos delanteros térmicos, navegador con pantalla de 8 pulgadas, sistema de sonido JBL con subwoofer, faros Full LED inteligentes, cargador de móviles inalámbrico…

Fuente: Kia
Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)