El segmento de las berlinas se ha visto afectado en los últimos años por el auge del SUV. Sus ventas decrecieron considerablemente y muchas marcas dejaron de apostar por este tipo de vehículos. Por eso sorprende el lanzamiento del Peugeot 508 2018, la nueva generación del modelo francés que quiere reinar entre los generalistas del segmento D. La intención ha sido mejorar en todos los aspectos al anterior 508 2014, ¿lo habrán conseguido?

Estéticamente se desmarcan con un nuevo concepto. Una imagen mucho más deportiva y dinámica, inspirada por algunos prototipos como el Exalt o el Instinct. En el frontal destaca una parrilla estrecha y con el logotipo del león en su interior, mientras que el logo del modelo queda en el capó al estilo de los Peugeot 504. A ambos lados estrena unos faros delanteros LED con una firma lumínica novedosa en forma de unas luces diurnas que descienden casi hasta el final del paragolpes.

Desde el perfil se puede apreciar que la carrocería es más baja que en otros rivales y que tiene ciertos aires de coupé por la caída del techo, un recurso similar al utilizado por el Volkswagen Arteon. Las superficies acristaladas se reducen, mientras que las llantas de hasta 19 pulgadas ganan protagonismo. En la zaga destacan los pilotos traseros LED tridimensionales que quedan enmarcados en una banda horizontal negra. El portón queda parcialmente oculto y en la zona inferior sobresale una salida doble del escape.

Que el nuevo Peugeot 508 tenga un aspecto tan dinámico es parte también de sus nuevas dimensiones. La berlina reduce su longitud hasta los 4,75 metros (antes 4,83 m), la anchura crece hasta los 1,83 metros y la altura se reduce hasta los 1,40 metros (antes 1,46 m). La distancia entre ejes se acorta ligeramente hasta los 2,79 metros, mientras que la aerodinámica mejora y ofrece un coeficiente de 0,26 Cx.

Hablar de un interior en la marca francesa es sinónimo de Peugeot i-Cockpit. Al igual que otros modelos de la gama, el 508 cuenta con un volante compacto, una pantalla táctil capacitiva de 10 pulgadas (8 pulgadas de serie) y una instrumentación digital con pantalla de 12,3 pulgadas. Por debajo de la pantalla principal están las teclas tipo piano para otras funciones. Se puede equipar el i-Cockpit Amplify que añade dos ambientes personalizables.

Aunque sea más compacto que su antecesor, el Peugeot 508 sigue ofreciendo una habitabilidad bastante buena. Las plazas delanteras son notables y pueden contar con unos cómodos asientos con certificación AGR. Las traseras ofrecen un mayor espacio para las rodillas. El maletero consigue 487 litros de capacidad, algo más que el anterior y además cuenta con una boca de carga más ancha y en una posición más baja.

Peugeot 508 2018. Motores

La gama mecánica del nuevo Peugeot 508 cumple con la normativa WLTP y ha sido optimizada. Ofrece dos opciones para los que busquen un gasolina y hasta cuatro en diésel. Por la parte de la gasolina el protagonismo recae en el motor 1.6 PureTech, que tiene dos niveles de potencia: 180 y 225 CV (versión GT). En ambos casos va ligado a la nueva transmisión automática EAT8 con ocho velocidades.

En diésel hay cuatro propuestas. Abriendo la gama está el 1.5 BlueHDI con 130 CV (puede ir con la caja de cambios manual de seis velocidades o con la automática EAT8). Por encima se sitúa el 2.0 BlueHDI con dos niveles de potencia, 160 y 180 CV, en ambos quedando ligado obligatoriamente al cambio automático. En un futuro no muy lejano podría llegar una variante híbrida.

El uso de la plataforma EMP2 hace que sea 70 kg más ligero y que su comportamiento dinámico sea más capaz gracias a la Active Suspension Control disponible en algunas versiones.

Peugeot 508 2018. Equipamiento

El Peugeot 508 también tiene algunas novedades en su equipamiento.  Aunque no conocemos los distintos acabados, nos adelantan que podrán equipar un sistema de visión nocturna con un alcance de de hasta 200-250 metros. También algunas ayudas a la conducción del nivel del control de crucero adaptativo con función Stop&Go, mantenimiento de carril, frenada automática de emergencia, reconocimiento de señales o vigilancia del ángulo muerto.

La conectividad viene de la mano del Peugeot Connect, que incluye navegación 3D conectada con TomTom Traffic, además de compatibilidad con MirrorLink, Android Auto y Apple CarPlay. Para facilitar la maniobra de aparcamiento puede llevar el Full Park Assist o la visión de 360º.

Tras el lanzamiento de una edición de lanzamiento, el Peugeot 508 First Edition, la firma anuncia cinco niveles de acabado definitivos:

  • Active: La versión más sencilla cuenta, además de con todos los elementos habituales, con llantas de 17 pulgadas, lunas traseras oscurecidas, apartura y arranque sin llaves o la pantalla táctil de 8 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento.
  • Bussiness Line: Destinada a flotas, no piensa tanto en la imagen (luce llantas de 16 pulgadas), pero cuenta con más elementos de seguridad en el interior.
  • Allure: El acabado intermedio y más equilibrado suma una pantalla táctil de mayor tamaño y sistema de navegación TomTom, asientos delanteros con ajuste lumbar eléctrico, molduras interiores y exteriores, sensores de aparcamiento, y ayudas a la conducción del Pack Safety Plus.
  • GT Line: Es la versión con una imagen más deportiva, con elementos como las llantas de 18 pulgadas, faros Full LED…
  • GT: Puede elegirse solamente con las mecánicas más potentes. Cuenta con prácticamente todos los extras disponibles, incluido el sistema de sonido HiFi FOCAL, suspensiones adaptativas y presume de llantas de 19 pulgadas.

Fuente: Peugeot
Galería de fotos:

Ver galeria (18 fotos)