En el Salón de París se ha confirmado la llegada del Toyota Camry 2019. Se trata de una berlina grande que llega para sustituir al Avensis dentro de la gama. Se ofrecerá de manera exclusiva con un motor híbrido, que corresponde a la estrategia de la firma nipona de ofrecer mecánicas híbridas en todos sus turismos y SUV (no entran los vehículos comerciales y deportivos, como el Toyota GT86).

Este nuevo modelo, que ya se vendía en mercados como el norteamericano, se basa en la plataforma  Global Architecture- K (GA-K), la misma que emplea el nuevo Lexus ES, que presume de ser más dinámica y rígida que la que empleaban sus predecesores. Mide 4.880 mm de longitud, por lo que será uno de los más grandes del segmento (el Avensis medía 4.750). Otras cotas son 1.445 mm de altura y 1.840 de anchura, con una distancia entre ejes de 2.825 mm

Apenas hay variaciones de diseño si lo comparamos con la versión americana. El frontal, que sigue las pautas marcadas por el actual Toyota Prius, cuenta con unas ópticas en la parte inferior. También la zaga muestra algunos cambios.

El habitáculo debe de ser bastante amplio, con un diseño del salpicadero en el que destacan las molduras metálicas que bordean la pantalla de infoentretenimiento. Esperamos conocer la capacidad del maletero, que estará cerca de los 500 litros, mucho más que antes (se trata de la octava generación de este modelo), lanado originalmente en 1982).

Toyota Camry 2019. Motor

El Toyota Camry monta un sistema de propulsión híbrido, compuesto por un motor de combustión de 2,5 litros, combinado con un nuevo motor eléctrico y una batería de níquel-hidruro metálico. El resultado es una potencia conjunta de 218 CV y un consumo medio de 4,2 l/100 km. Una cifra más baja que los 4,7 que homologa el Lexus ES, debido principalmente a que su peso es más bajo (al menos comparando las versiones estadounidenses de ambos).

Toyota Camry 2019. Equipamiento

La caida de las ventas de este tipo de vehículos en favor de otro tipo de carrocerías, principalmente los SUV. La marca lo enfocará a un tipo de clientes de flotas, de ahí que no esperamos que se ofrezcan demasiados niveles de equipamiento ni un número de opciones apabullante.

De serie la dotación sí que promete ser generosa, con elementos como la pantalla del sistema de infoentretenimiento de 8 pulgadas que integra navegador, una instrumentación con otra de 7 pulgadas, iluminación Full LED… y diversos sistemas de asistencia al conductor, como el detector de fatiga, sistema de aviso de colisión con detección de peatones, lectura de señales de tráfico, control de crucero adaptativo, la alerta de cambio de carril, sistema de frenada de emergencia…

Fuente: Toyota
Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)