Si hay un modelo que destaque en el segmento de las pick-up, tanto en España como en el mundo, ese es el Toyota Hilux. La octava generación se lanzó en 2016, con una nueva plataforma y numerosas novedades estéticas repecto a la anterior, y ahora el Toyota Hilux 2018 recibe algunos cambios para ajustar su oferta.

Mide 5,33 metros de longitud, independientemente de la carrocería con la que se elija. Existen tres tipos de silueta: cabina sencilla, de dos plazas; cabina extra, con dos plazas extra pequeñas y a las que se accede por unas portezuelas de apertura inversa, y cabina doble, con una banqueta en la parte trasera apta para tres ocupantes y puertas convencionales para llegar a ellas.

El espacio en la plaza de la zona de carga oscila entre los 2,31 metros de la cabina sencilla y los 1,53 metros de la cabina doble. Su anchura es igual en todos los casos, de 1,64. La marca dispone de accesorios para cubrirla, dese una lona a una persiana de alumio. Una de las grandes novedades del Toyota Hilux 2018 es que todas las versiones de doble cabina llevan de serie protector de la zona de carga, que mantiene la caja en perfectas condiciones y facilita su limpieza.

La llegada de la gama coincide con el cambio de normativa que permite a los pick-up puedan circular a 120 km/h en autovías y autopistas. El precio del Toyota Hilux 2018 es elevado, ya que parte de los 33.500 € en la versión VXL, o 300 € al mes con Pay per Drive, financiación de pago por uso. Si se matricula como vehículo comercial parte de los 28.195 €.

Toyota Hilux 2018. Motor

No hay cambios mecánicos. Se mantiene el motor diésel de 2,4 litros que rinde 150 CV, estrenado hace dos años en este modelo. Este motor va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o una transmisión automática controlada electrónicamente Super ECT con las mismas relaciones (solo disonible con la cabina doble) y diversos sistemas de control diseñados para incrementar su eficiencia. Homologa un consumo de 6,4 l/100 km, de los mejores de la categoría.

La potencia se envía a las cuatro rueda mediante un sistema de tracción que se conecta automáticamente. Normalmente se mueven las ruedas traseras y con un mando en la consola, se activa la tracción toal (hasta a velocidades de 50 km/h) y, si es menester, la reductora.

Dispone también de control de descensos (DAC) en algunos niveles de equipamiento o el control de asistencia para arranque en pendiente, que pueden ayudar en una conducción todoterreno.

 

Toyota Hilux 2018. Equipamiento

La firma japonesa pretende con esta gama diferenciar mejor las variantes enfocadas a los clientes particulares (con terminaciones similares a las de un SUV) y aquellas enfocadas a los profesionales, que buscan más una herramienta de trabajo y en las que se han reforzado las ballestas, de modo que puedan soportar más cargas y tareas exigentes.

Las novedades en la gama Hilux afectan a las versiones de cabina dobley permaneciendo sin cambios la oferta de cabina sencilla (2 plazas) y cabina extra (4 plazas).

Los acabados GX y VX son las destinadas a los profesionales. Y estos otros dos completan la oferta para los particulares, que cuentan además de todos los elementos que vamos a mencionar con una suspensión más confortable, para no renunciar al confort:

  • Hilux VXL: Su diseño exterior se separa del resto de la gama con barras antivuelco, estribos laterales premium, llantas bi-tono de 18 pulgadas y el protector frontal. También en el interior se parece a un SUV, con elementos como un volante de cuero, climatizador automático, pasando por el sistema multimedia Toyota Touch 2 con pantalla táctil de 7 pulgadas con cámara de visión trasera o sensores de parking delanteros y traseros. No falta el Toyota Safety Sense, el conjunto de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción de Toyota, que en el nuevo Hilux VXL incluye Sistema de Seguridad Precolisión, Avisador de Cambio Involuntario de Carril y Reconocimiento de Señales de Tráfico.
  • Hilux LIMITED: La gran novedad, para empezar por su nombre (compartido con el Land Cruiser 2018). No cuenta con barras antivuelco o protección frontal como el anterior, pero sí con faros Full LED con ajuste dinámico, tapicería de cuero negro, entrada y arranque sin llave, asientos delanteros calefactables… e incorpora el sistema Stop & Start de parada y arranque automático del motor en detenciones.

Además, con Toyota Custom puedes sumar accesorios originales con cubiertas para la zona de carga (aluminio enrollable, rígida con barras antivuelco o cubierta acristalada), estribos laterales, caja de almacenamiento, bola de remolque, protector de aluminio para la caja de transporte…

Fuente: Toyota
Galería de fotos:

Ver galeria (37 fotos)