Por fin. Tras conocer el Alpine Celebration Concept, el prototipo que adelantaba un coche muy parecido estéticamente y en espíritu al mítico Alpine A110 de 1961 la marca ha ido dando con cuentagotas información, como la Alpine A120 Premiere Edition, una edición especial de lanzamiento cuyas 1.955 unidades se agotaron de inmediato (sin tener apenas datos sobre ella).

Y aquí está el Alpine A110 2018, el modelo que revive a la marca fundada por Jean Rédélé en 1955 y que desapareció en 1995. Su aspecto es deliciosamente retro, con una carrocería en la que las curvas muestran sus raíces de Berlinette, así como las formas y posición de las ópticas delanteras. Mide 4.178 mm de longitud, por 1.798 mm de ancho y una altura de apenas 1.252 mm. Su distancia entre ejes se queda en 2.419 mm.

Pero ahí acaban las similitudes con el modelo de los 70. Este modelo, que llegará al mercado a finales de 2017 o principios del próximo año, presenta un montón de innovaciones técnicas, como la plataforma realizada completamente en aluminio y varias piezas de la carrocería fabricadas en el mismo material, en aras de ahorrar peso y ganar agilidad.

También combinará en su estructura un suelo plano, una técnica heredada del mundo de los coches de lujo y la competición y un difusor trasero situado bajo el parachoques posterior para garantizar una carga aerodinámica significativa y una excelente estabilidad. Esto, además, promete aumentar la eficiencia aerodinámica hasta el punto de no ser necesario siquiera un alerón, lo que permite a los ingenieros lograr una silueta elegante y fluida como la del modelo clásico.

En el interior cuenta con unos asientos de nuevo desarrollo, pensados, según la marca, para ser cómodas al mismo tiempo que deportivas, ofreciendo un buen agarre del cuerpo. Están fabricados en una carcasa de una sola pieza y carroles visibles, de modo que pesan apenas 13,1 kg cada uno. Desde Alpine cuentan que son “un 50% más ligeros que los montados por sus rivales”.

Presume de una pantalla flotante

Si piensas en ir de viaje con él, has de saber que cuenta con dos maleteros. En la parte trasera con un espacuo de 100 litros de capacidad, al que hay que sumar otro en la zona frontal que cubica 96 litros.

Alpine A110 2018. Motor

De moverlo se encarga un nuevo motor turbo de 4 cilindros y 1.8 litros con 255 CV a 6.000 rpm y un par de 320 Nm. Puesto a punto por los ingenieros de Alpine y Renault Sport, se asocia a una caja de cambios automática de doble embrague y 7 relaciones desarrollada por Getrag específicamente.

Este bloque se sitúa en posición central trasera, justo por delante del eje trasero y envía su potenciua a las ruedas posteriores. El depósito de combustible está situado por detrás del eje delantero, para compensar pesos. Es clave, ya que tiene unas prestaciones de escándalo. Escapaz de pasar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos.

Alpine A110 2018. Equipamientos

Esperamos una dotación extensa y completa ya que el nuevo Alpine quiere situarse más como competidor del Alfa Romeo 4C o el Lotus Exige que de los Toyota GT86 2017 y Subaru BRZ 2017. El precio de la edición especial de lanzamiento en Francia se sitúa entre los 55.000 y 60.000 euros, por los que cabría esperar que se situase en torno a los 50.000.

La marca debería empezar a aceptar pedidos este mismo verano, para que los modelos salidos de la factoría gala de Dieppe lleguen a los concesionarios a finales de 2017 o principios del 2018.

Fuente: Renault
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

5 COMENTARIOS

Deja una respuesta