El anuncio de la llegada del Aston Martin DBS Superleggera fue una sorpresa grata para los seguidores de la firma británica. Se cerraba la anterior etapa del Vanquish y, de esta forma, el buque insignia recuperaba una denominación que databa de hace medio siglo. El DBS original fue diseñado por William Towns y destacó entre 1967 y 1972 con sus motores V6 y V8. Entre 2007 y 2012 se volvió a recuperar el nombre (que se lo digan a James Bond) aunque ya con motor V12. Veamos lo que nos depara su vuelta.

Para realizar el diseño de este nuevo ‘Super GT’, el equipo de Marek Reichman ha partido con la base del nuevo lenguaje de diseño, el que estrenó el Aston Martin DB11. Aunque su desarrollo ha ido mucho más allá y ha resultado en uno de los modelos más bellos de la actualidad. Se percibe desde su esculpido frontal, en el que reina una enorme parrilla y un prominente splitter delantero. Los faros son similares a los del DB11, pero lo que es inconfundible es el capó con las tomas de aire y la inscripción ‘Superleggera’.

Otros de los elementos exteriores que destacan son las llantas forjadas de 21 pulgadas, de las que hay disponibles dos modelos distintos. Si seguimos avanzando hacia la zaga encontramos unos estrechos pilotos con una firma lumínica reconocible justo debajo del discreto spoiler. En la parte inferior destaca el desarrollado difusor trasero de fibra de carbono que integra las cuatro salidas de escape circulares.

Hay que decir que en el desarrollo de su carrocería, además de intentar buscar la belleza del diseño, también se han preocupado por la efectividad. Cuenta con soluciones aerodinámicas del DB11 como los ‘Curlicue’ y ‘Aeroblade’, además de algunos retoques para lograr una carga aerodinámica de 180 kg, la máxima en un Aston de producción. Y todo sin recurrir a extravagantes alerones y otros elementos que no casarían con el estilo de la marca.

Otro de los aspectos que llaman la atención del nuevo Aston Martin DBS Superleggera es que a pesar de tener prácticamente las mismas dimensiones que el DB11, tiene un peso inferior. Son 4,71 metros de largo, 1,97 metros de ancho (sin espejos) y 1,28 metros de largo. La distancia ente ejes es de 2,80 metros y el reparto de pesos es de 51:49, casi perfecto. Sobre la báscula se queda en 1.693 kg, lo que supone una reducción de 72 kg respecto al DB11.

Aston Martin DBS Superleggera 2019. Motor

La mecánica que alimenta a la bestia se trata del conocido V12 biturbo de 5.2 litros. Este bloque, que se trató en su momento del primer sobrealimetado por turbo en la historia de la marca, ha recibido unas cuantas mejoras para la ocasión. Ahora consigue desarrollar 725 CV y 900 Nm de par entre las 1.800 y las 5.000 rpm. Un incremento significativo si tenemos en cuenta los 608 CV y 700 Nm del DB11 V12. Lo que se mantiene es la transmisión automática ZF de ocho relaciones.

Gracias a lo anterior es capaz de alcanzar prestaciones de superdeportivo. El Aston Martin DBS Superleggera acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, de 0 a 160 km/h en 6,4 segundos y presume de unas recuperaciones notables con un 80-160 km/h en 4,2 segundos en cuarta. Mención aparte requiere su velocidad máxima de 340 km/h. La marca de Gaydon destaca el trabajo hecho en el nuevo escape, que le da una sonoridad diferenciada.

Para hacer frente a las nuevas e impresionantes cifras, se han llevado a cabo algunas mejoras a nivel de chasis. La suspensión, que es de doble horquilla para el eje delantero y multibrazo para el trasero, tiene amortguación adaptativa y un tarado más deportivo. Se regulan mediante tres modos de conducción, que son los GT, Sport y Sport Plus. Los discos de frenos son cerámicos de serie y van mordidos por pinzas de seis pistones delante y de cuatro detrás.

Aston Martin DBS Superleggera 2019. Equipamiento

Pasar al interior del Aston Martin DBS Superleggera también tiene que ser una experiencia especial. Se ha prestado especial atención a los materiales utilizados, por lo que veremos molduras de fibra de carbono satinada, Alcántara y cuero de primera calidad. Mención especial para los asientos deportivos, cuya tapicería adopta un entramado de rombos de lo más desarrollado. La consola central y el sistema multimedia se mantiene como en el DB11 y es de lo poco con firma Daimler que se encontrará.

La entrega de los primeros DBS Superleggera a clientes está prevista para el tercer trimestre de este mismo año. El precio de partida en Alemania es de 274.995 euros, por lo que la tarifa podría ser similar en nuestro país.

Fuente: Aston Martin

Galería de fotos:

Ver galeria (27 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta