El lanzamiento del BMW i8 Roadster era uno de los más esperados dentro de la marca alemana y finalmente se hizo realidad después de multitud de teasers. Pero no estaba solo en el Salón de Los Ángeles, junto a él estaba su hermano mellizo. El BMW i8 Coupé 2018 es la renovación de este deportivo híbrido enchufable que lleva en el mercado desde 2014. Se trata de una actualización a nivel mecánico, pues no hay cambios estéticos.

El diseño es el mismo que tenía hasta el momento, derivado del prototipo BMW Vision EfficientDynamics y de lo más espectacular que se haya visto en la marca. Cuenta con elementos característicos como las puertas de alas de gaviota (que también se mantienen en el Roadster) o los faros láser. Se suman unas llantas de aleación ligera de 20 pulgadas, la inscripción ‘Coupé’ en el pilar C y los colores E-Copper y Doningtongrau (ambos con detalles Frozen Grey).

En este nuevo modelo, el interior se mantiene inalterado, con toda la tecnología que ofrecía hasta el momento. De serie viene con la línea de equipamiento Carpo, que está compuesta por una tapicería de cuero integral en color Elfenbeinweiss para esta variante (en Elfenbeinweiss/Schwarz para el Roadster). El cliente podrá elegir también esta línea Carpo en color Amido oscuro o la línea de equipamiento Halo, con tapicería de tela y cuero en Carum/Dalbergia.

BMW i8 Coupé 2018. Motor

El BMW i8 Coupé 2018 seguirá montando la tecnología BMW eDrive. El sistema híbrido enchufable está compuesto por dos propulsores, uno de combustión que mueve las ruedas traseras y uno eléctrico las delanteras. El motor de gasolina turbo de tres cilindros y 1.5 litros (BMW TwinPower Turbo) sigue teniendo 231 CV, aunque se han reducido el ruido y las emisiones gracias a un filtro de partículas integrado.

Del motor eléctrico hay que decir que recibe un aumento de potencia de 12 CV (9 kW), para alcanzar un total de 143 CV (105 kW). Además la batería de iones de litios aumenta su voltaje desde los 20 hasta los 34 Ah y su capacidad total de 7,1 a 11,6 kWh. Con ello se consigue un mejor rendimiento y mayor facilidad para conducir en modo eléctrico. De hecho, esto se puede hacer a velocidades de hasta 105 km/h, cuando antes era hasta 70 km/h.

También se ven incrementadas su autonomía y sus prestaciones. Ahora el BMW i8 Coupé es capaz de recorrer 55 kilómetros en eléctrico, su consumo medio homologado es de 1,9 l/100 km y sus emisiones de CO2 de 42 g/km. Seguirá siendo bastante rápido, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente hasta los 250 km/h. Su comportamiento vendrá mejorado gracias a un tarado de la suspensión específico del modelo y al control dinámico de estabilidad

BMW i8 Coupé 2018. Equipamiento

El equipamiento de serie es exactamente el mismo que en el BMW i8 Roadster. Esto significa que incluye sistema de navegación Professional, BMW Display Key, Driving Assistant con Surround View y el cable de carga. También de serie vienen los servicios de BMW ConnectedDrive, con una amplia conectividad gracias a la planificación inteligente de rutas, la posibilidad de compartir el viaje en tiempo real o displays personalizados.

En la lista de elementos opcionales están otros elementos de la talla del sistema BMW Head-Up Display (que viene con contenido específico del modelo), los faros láser antideslumbramiento con BMW Selective Beam y el aviso acústico de peatones.

Fuente – BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (18 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta