Aquí está el BMW X2 2018. Llega al mercado en marzo, no sin antes pasar en noviembre por el Salón de Los Ángeles para hacer su presentación en sociedad. Llega para situarse como la alternativa más deportiva y algo menos práctica que el BMW X1 2016, de igual modo que los BMW X4 y X6 lo son del X3 y X5. Cuando el BMW X7 se lance (por ahora conocemos el prototipo) completará una de las gamas de SUV más completas del mercado.

Su diseño había sido adelantado por el BMW X2 Concept que la firma presentó el pasado año. Realizado sobre la plataforma UKL como el Serie 2 ActiveTourer o el MINI Countryman, queda por medidas encuadrado directamente en e segmento de los SUV compactos. Mide 4.360 mm de largo (exactamente lo mismo que un Ateca), por 1.821 mm y 1.526 mm de ancho.

Si lo comparamos con su hermano, el X1, vemos que comparten idéntica distancia entre ejes de 2.670 mm, por lo que el espacio interior no debería ser mucho menor… salvo porque es hasta 69 mm más bajo, lo que afectará a la altura disponible detrás. Es apenas 49 mm más corto, de ahí que le maletero también se vea comprometido ligeramente. Cuenta con 470 litros de capacidad, una cifra correcta, mientras que el X1 ofrece 35 más.

En cuanto al diseño, es de lo más atrevido que hemos visto en la marca últimamente. En el frontal llama mucho la atención los riñones de la marca, más agresivos que nunca, o la disposición de entradas de aire laterales inferiores, triangulares y diferentes a lo que suele hacer la marca. Las ópticas LED sí son ya más características.

La vista lateral destaca por las llantas (de 17 a 20 pulgadas) y la poca superficie acristalada, con lo que consigue ese aspecto tan robusto. La curva que forman las lunas laterales traseras desde 1961, el Hofmeister kink, crece como nunca antes habíamos visto. Y en ese pilar C se ubica un prototipo que en principio puede parecer extraño, pero que recuerda a un coupé de antaño, el BMW 3.0 CSL E9.

Ya en la zaga, el portón tiene unas formas bastante caprichosas y voluptuosas, con dos ópticas LED alargadas. La luneta trasera es de pequeñas dimensiones. En la parte inferior, dos salidas de escape a los lados realzan el carácter deportivo. Hay cinco colores de carrocería, cindo de ellos nuevos (dorado, naranja y azul).

Los cambios en el interior no son tan radicales, pues el salpicadero es idéntico al del X1 (puedes leer qué opinábamos en nuestra prueba). De serie cuenta con una pantalla central de 6,5 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento (la de 8,8 de las imágenes es opcional), que se maneja desde el cambio iDrive y es compatible con Apple CarPlay (imaginamos que también con Android Auto). También la última generación de ConnectedDrive.

BMW X2 2018. Motores

En el inicio de su vida comercial, solamente contará con dos motore, un gasolina y un diésel:

  • X2 sDrive20i de 192 CV: Asociado al nuevo cambio de doble embrague Steptronic de siete velocidades y la tracción delantera. Alcanza 227 km/h y pasa de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos.
  • X2 xDrive20d de 190 CV: Cuenta con tracción total y el cambio Steptronic de ocho velocidades. Su velocidad máxima es de 221 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos.

Habrá motores más accesibles en un futuro, como el sDrive18i con un motor tricilíndrico 1.5i Turbo de 140 CV o el sDrive18d/xDrive18d con el dos litros de 150 CV. Las versiones con tracción total xDrive disponen del control de descenso de pendientes y será opcional el selector para cambiar la idiosincrasia del coche, entre los modos Comfort, Eco Pro y Sport.

BMW X2 2018. Equipamiento

Ya conocemos que además del nivel de equipamiento básico, podrá variar mucho la apariencia del coche el los acabados M Sport y M Sport X (novedad, que combina elementos de BMW M y de la familia BMW X). Además de cambiar la dureza de la suspensión y altura de la carrocería (hasta 10 mm menos), cambian molduras, estriberas y gana un alerón de mayor tamaño, con el que logra un coeficiente aerodinámico Cx de 0,28). También varían paragolpes, tubos de escape…

Existen hasta cinco tipos de llantas (de serie de 17 pulgadas, puede contar también con otras mayores, hasta 20 pulgadas). Y las ópticas de serie son halógenas con LED para las funciones de luz diurnas, pero existen otras Ful LUD. El listado de opcionales es muy amplio, con Head Up Display, asistente al aparcamiento automático, asistente de retenciones, tapizado en piel, asientos eléctricos y térmicos, techo panorámico doble, cámara de visión trasera, Wi-Fi…

Fuente: BMW
Galeria de fotos:

Ver galeria (64 fotos)

2 COMENTARIOS

  1. Una vez más cometen el error de seguir la línea sosa y continuista de una empresa que ha perdido la esencia.
    Nos presentan en el Salón del Automóvil de Paris 2016, un prototipo rompedor y cuando sale al mercado lo traducen en un diseño que cualquier marca generalista podrían firmar.
    Este es el fruto de la cobardía de BMW.

Deja una respuesta