A ver qué te creías, que todas las furgonetas eran simples “bestias de carga” pero limitadas en velocidad. Esta Jumpy rompe con los prejuicios. Es muy deportiva, como descubrirás leyendo este post. Si la ves por tu retrovisor en la carretera, ojo, no la minusvalores… No en vano, llega a los 160 km y acelera de 0 a 100 km/h en 13 segundos.

Y es que nada más sentarte en el puesto de conducción notarás que algo va rápido: el pomo del cambio está en una posición idónea para cambiar con rapidez,y es sorprendende la velocidad a la que entran las marchas. Otro detalle llamativo: el freno de mano lo encontrarás a tu ¡izquierda!

Siguiendo con el habitáculo, disponemos de algunos huecos portaobjetos de importancia. En las puertas tenemos unos compartimentos muy prácticos para cosas que no sean necesarias en marcha. Luego hay dos bolsillos verticales a ambos extremos del salpicadero, muy útiles para dejar los teléfonos móviles y utilizar funcionalidad Bluetooth.

Debajo del volante hay otro hueco útil para dejar ciertas cosas, así como la parte superior derecha del salpicadero. Más huecos: si el asiento central va desocupado, se puede sacar una práctica mesita para apuntar cosas o dejar unos refrescos. Por cierto, hay dos posavasos escamoteables a ambos lados del salpicadero.

Es rápida también porque es ligera: la caja, vacía, sin paneles de plástico más allá de lo necesario, sin lectura de MP3, ni ordenador de a bordo, ni espejos en los parasoles… Al ser versión Furgón, carece de ciertos elementos que sólo añaden peso. No tiene plazas traseras, la caja va prácticamente desnuda y no recurre a la fibra de carbono sólo por razones de coste. Tiene solo 3 plazas: piloto, copiloto y la central.

Los frenos son discos autoventilados delanteros de 304×28 mm y los traseros son discos macizos de medidas 290×14 mm. Los neumáticos son son de medida 215/60 R16, algo discretos, la verdad.

Capacidad de carga: es amplia,en concreto: con altura baja 1.449 mm de alto o 1.750 mm con altura alta. La anchura oscila entre 1.245 mm entre ruedas y 1.600 mm máximos. En cuanto a la longitud, con caja corta2.254 mm y con caja larga 2.584 mm. Aunque aquí le encontramos un “pero”: en la caja no hay ningún mecanismo de carga más allá de unas simples argollas para colocar una red de sujeción. Debido a sus poderosas aceleraciones, si va algo suelto se moverá de atrás a adelante alternativamente, lo que puede suponer una traba.

La Jumpy se vende con motor 1.6 HDi de 92 CV ó 2.0 HDi de 120 CV, la versión de 140 CV no se asocia a los furgones. Los precios son:

  • Jumpy Furgón 2.0 HDi L2H1: 18.849,73/20.434,09 €.
  • Jumpy Combi 2.0 HDi: desde 19.876,11/21.546,73 €.

Galería de imágenes del Citroën Jumpy:

Ver galeria (23 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta