El heredero directo del mítico escarabajo, el Volkswagen New Beetle derrocha estilo y distinción por los cuatro costados. Este es un coche para conductores y conductoras que buscan salirse de lo normal, a los que la indiferencia les puede llegar a matar. Para los más arriesgados, también lo hay en versión cabrio, pero, de entrada, el Volkswagen New Beetle 1.9 TDI de 105 CV está disponible a un buen precio. La distinción no está reñida con el bolsillo, sobre todo si hablamos de un consumo de 5,1 l/100 km y unas emisiones de 143 gr/km por 24.490 euros.

De todos modos, si hay un auténtico clásico, ese es el Mini. Probablemente el coche en el que se concentre más en menos espacio, con un firma de calidad de BMW en su proceso de renovación. Su conducción es una auténtica fiesta, por lo que su compra ya ha dejado de convertirse en la locura de unos pocos, pasando a ser uno de los referentes del mercado, sobre todo entre quien busca algo distinto. El Mini Cooper S de 175 CV es el animal perfecto para salir a devorar la ciudad. Por 24.530 euros tenemos un lujo con un consumo de 6,9 l/100 km y unas emisiones de 149 gr/km.

El último lugar, pero no el más discreto, lo ocupa un vehículo que no acepta las medias tintas. Con él no hay otra opción que odiarlo o amarlo apasionadamente. El PT Cruiser todavía no ha permitido que nos hayamos acostumbrado a él, sigue obligando a seguirlo con la mirada cada vez que nos lo cruzamos. Un diseño diferenciador, de esos que marcan tendencia. El PT Cruiser 2.2 CRD Touring, por ejemplo, ofrece, por 23.387 euros, 150 CV, un consumo de 6,9 l/100 km y unas emisiones de 177 gr/km.

Las opciones están ahí, ahora sólo nos queda asumir el riesgo. Ya se sabe, quien no arriesga, no gana.

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta