El Ferrari 250 GTO son palabras mayores. El que está considerado uno de los mejores cavallinos de la historia, se hizo popular en la década de los 60 debido a su buen hacer en competición y sigue siéndolo en nuestros días debido a su exclusividad. Que solamente se hicieran 36 unidades de este ejemplar ha dado lugar a que se convierta en el coche más caro del mundo, encareciendo su valor subasta tras subasta y superando holgadamente los 35 millones de euros.

Esa aura casi mística alrededor del 250 GTO ha hecho que Ferrari se esté planteando devolverlo a la vida. Así lo afirmaba Sergio Marchionne, CEO de la compañía, en unas declaraciones recientes. “La  respuesta es sí, pero lucho por el término coche de continuación“, decía el directivo. Añadía la complejidad de reinventar el 250 GTO y que no le gusta vivir del pasado, pero que la plataforma está ahí y que veremos algo en los próximos años.

Un claro ejemplo sobre algo similar lo tenemos en Jaguar, que va a volver a producir algunos modelos clásicos como el E-Type Lightweight, el XKSS o el D-Type; todos en tiradas muy limitadas y siguiendo las técnicas de la época. También lo ha hecho Aston Martin recientemente con el DB4 GT Continuation, limitado a 25 unidades. Algo común que tienen todos estos ‘nuevos clásicos’ es su enorme precio, a la altura de unos pocos bolsillos.

Precisamente eso es lo que podría estar buscando Ferrari, aumentar sus beneficios con esta reinterpretación de un modelo mítico. Y ya ha quedado demostrado que el 250 GTO es la gallina de los huevos de oro. El número de unidades que se harían de este modelo es un misterio, al igual que el resto de detalles. Sin embargo, resucitar a este mito es algo que esperamos encarecidamente y que sería todo un acontecimiento en el mundo del motor.

Fuente: Top Gear

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta