El fabricante británico de automóviles de lujo Aston Martin fabricará a partir de 2011 el Cygnet, su nuevo coche urbano de dos plazas.

aston_martin_cygnet_01
El coqueto Aston Martin Cygnet

El Aston Martin Cygnet, presentado como prototipo el pasado mes de marzo, y con sólo tres metros de longitud, es un vehículo urbano que establece un nuevo referente en lo que a lujo compacto se refiere, según la empresa. En realidad, se trata de un Totota IQ con muchísimo más equipamiento.

El consejero delegado de Aston Martin, Ulrich Bez, indicó que con el Cygnet esperan satisfacer las necesidades de los clientes de la marca en cuanto a emisiones y espacio. “Se trata de un vehículo sin concesiones, al igual que cualquier otro de Aston Martin”, añadió.

Según Bez, sus clientes necesitan un vehículo pequeño para el uso urbano y desean disponer de las herramientas adecuadas para hacer bien su trabajo, “para reducir el tamaño de forma creativa sin que se vean comprometidas la inteligencia, el carácter artístico o la personalidad del vehículo”.

Por ello, el objetivo de la empresa es desarrollar un coche capaz de aprovechar los aparcamientos más reducidos, de consumir el combustible mínimo y de presentar el nivel de emisiones más bajo posible, combinado “excepcionales” niveles de calidad y confort.

“El Cygnet es pequeño, pero lujoso, una apuesta urbana personalizada de Aston Martin”, sostuvo el director de diseño de la marca, Marek Reichman. Este coche será el octavo introducido por la firma en su factoría desde el año 2004.

No dudamos de que quizá los clientes de Aston Martin puedan desear un coche urbano exclusivo, pero posiblemente la razón última de que la marca británica entre en un segmento que no es el suyo es el de las emisiones.

Las marcas están obligadas a cumplir un nivel de emisiones medio en toda su gama y cuando una firma se dedica a producir deportivos, cumplir este objetivo es mucho más difícil. De ahí que compañías especializadas en coches de altas prestaciones lancen productos pequeños y de muy bajo consumo que equilibren sus cifras de emisiones. Aston Martin ya produce el Cygnet y parece que Lotus se está tomando muy en serio su CityCar Concept.

¿Por que cómo no se lo van a tomar en serio? Es una nueva vía de ingresos que, además, les permite continuar consu negocio principal, la venta de coches de ensueño. Y el Cygnet no está tan mal, compruébalo en este vídeo:

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta