BMW pone a tu disposición varios motores para que escojas el que más se adapta a tus necesidades. Si quieres un Diesel tendremos el 318d de 143 CV, el 320d de 177 CV, el 325d de 197 CV, el 330d de 245 CV y el 335d de 286 CV. Si prefieres uno de gasolina puedes optar por el 318i de 143 CV, 320i de 170 CV, el 325i de 218 CV, el 330i de 272 CV, el 335i de 306 y el M3 de 420 CV. Algunos de ellos cuentan con un paquete de medidas (EfficientDynamics) que sirve para ahorrar combustible. BMW también se preocupa por el medio ambiente y por ello, el motor 330d de 245 CV puede tener el sistema BluePerformance que reduce las emisiones contaminantes.

Podemos escoger entre las carrocerías Berlina, Touring (familiar), Coupé y Cabrio (descapotable). El M3 es la versión deportiva de este modelo y se puede adquirir con la carrocería berlina, cupé y descapotable.

El Serie 3 puede adquirirse con tracción total xDrive y no todos los motores pueden llevarla. Otra de las opciones interesantes es el iDrive que sirve para manejar los sistemas de sonido y de navegación. El sistema de navegación Professional es muy interesante porque tiene un disco duro de 80 GB, mucho más que cualquier otra marca y que además sirve para almacenar música entre otras cosas.

Este modelo viene bien equipado de serie y tiene una amplia gama de elementos opcionales. Todas las versiones llevan seis airbags, control de estabilidad y de tracción, ordenador de abordo y sensor de ocupación en el asiento del acompañante. Son muy interesantes elementos como los faros de xenón, asistente de luz en carretera, control de distancia en el aparcamiento, suspensión deportiva M, retrovisores exteriores con ajuste antideslumbramiento automático, acceso y arranque sin llave, climatizador y calefacción en los asientos delanteros.

BMW se caracteriza por hacer coches con unos acabados de gran calidad y eso se ve en el Serie 3.0 Los remates están cuidados y tiene detalles como fijaciones en los extremos de las moquetas. Las plazas traseras tienen dos salidas centrales de aire, luz general y dos luces de lectura de mapas.

La versión Coupé del Serie 3 está a la venta con tres motores de gasolina y dos Diesel. También cabe la posibilidad de poner tracción a las cuatro ruedas. Todos ellos llevan una caja de cambios manual salvo el 335d que puede llevar una automática. A la hora de conducirlo, es muy parecido a la berlina: ágil y divertido. Esta versión tiene cuatro plazas y lleva un botón para el arranque del motor, volante deportivo con mandos, climatizador, limpiaparabrisas automático, faros de xenón para luces cortas y largas  y tiradores de las puertas y palanca metálicos. También estrena una gama de seis colores que no están disponibles para la berlina.

Si prefieres un descapotable BMW te presenta la versión Cabrio. El techo es rígido y plegable con un funcionamiento totalmente eléctrico. Una vez cerrado, sus prestaciones son muy similares a la versión Coupé con lo que tendremos dos versiones por el precio de una. Lleva elementos de serie como los faros de xenón, botón de arranque en el salpicadero, control de estabilidad y de tracción y llantas de aleación de 17’’. Puedes ponerle de forma opcional la dirección activa y el programador de velocidad activa.

En cuanto al M3, se trata de un deportivo derivado de un turismo. Se puede adquirir con carrocería berlina, cupé o cabrio. Las mayores diferencias radican en la potencia del motor y en las suspensiones específicas que tiene. Para el día a día también es ideal ya que resulta cómodo y suave. El equipamiento de serie es muy completo y lleva elementos como la tapicería de cuero y tejido, los faros de xenón, climatizador, conexión automática de las luces y control de estabilidad. Opcionalmente se puede adquirir un paquete de iluminación exterior, asientos con ajustes y muchos elementos más.

Galería de fotos de la gama del BMW Serie 3:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta