No es que pretenda trastocar la moral patriótica de nuestros lectores, pero lo cierto es que vivimos en un país, potencia mundial, en casi todo lo que nunca se debería ser potencia mundial. Líderes en evasión de impuestos, corrupción o consumo de drogas, todavía quedan algunos que se preguntan porque estamos en crisis.

Aunque Italia no atraviesa por el momento ideal para sacar pecho, desde el país transalpino los españoles recibimos una colleja por culpa de nuestros malos hábitos al volante. Según un estudio realizado por una firma italiana de coches, apoyada en datos reales, los conductores españoles somos los menos eficientes de Europa.

El informe analiza los datos de más de 5.000 conductores que realizaron más de 400.000 trayectos durante 150 días en 5 países distintos: Francia, Italia, España, Reino Unido y Alemania. Nuestros compatriotas lograron un índice de eficiencia en la conducción de tan solo 56,6% sobre cien, mientra que los británicos, los mejores posicionados, consiguieron un 61, 8%. La media de los países participantes se situó en un 59,2%. Entre los factores que condenan a los españoles; acelerones, frenazos bruscos, rugidos de mtor o presión incorrecta de los neumáticos.

Para el Real Automóvil Club de España, aunque los vehículos que se fabrican son cada vez de consumo más reducido, “esta evolución tecnológica no ha ido siempre acompañada de una evolución en la forma de conducir los vehículos”.

En descargo de los conductores españoles, no toda la culpa es nuestra. Si bien aún nos queda mucho por aprender en materia de conducción eficiente, “”la aplicación de la conducción eficiente parece ser más fácil en Alemania, gracias a las velocidades medias elevadas y a los tiempos con el vehículo parado limitados, y más difícil en Italia y España “.

Vía: Muy Interesante

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta