Para quien piense que las “fragos” son solamente para los que se dedican al transporte profesional, conviene que le echen un vistazo al Fiat Scudo, porque los particulares también necesitan una furgoneta algunas veces… Es una furgoneta muy interesante en muchos aspectos y que te sorprenderá en muchos aspectos. Como que es más cómoda para viajar que algunos turismos.  Sí, sí, créetelo.

Empezando por su aspecto exterior, ofrece varias combinaciones de vestuario, según la ocasión que se presente. Posee dos batallas (3 y 3,12 m), dos longitudes exteriores (4,80 y 5,13m), dos longitudes útiles (2,25 y 2,58m), dos alturas, etc. El modelo que tratamos hoy es una Scudo Combi (vehículo mixto) de batalla larga, con puertas traseras de doble hoja. La anchura oscila entre 1,90 y 2,19 metros.

La zona acristalada es enorme y consigue una gran sensación de luminosidad interior, sin olvidar lo más importante: una adecuada visión del tráfico. Los retrovisores exteriores son dobles, con espejo normal y “gran angular”. Pueden plegarse fácilmente a mano, aunque el ajuste es eléctrico en ambos casos. Sólo hay una puerta lateral, en el lado derecho. Es como la de la Fiat Dobló, requiere un empujoncito para abrirse. Tiene la ventaja de que en un aparcamiento estrecho es más fácil salir, y la anchura que tiene abierta es de 92 centímetros. Con el cierre infantil se puede evitar su apertura desde dentro.

Vamos ahora con el interior: la Scudo  para transporte de personas tiene 3 variantes. La más básica es la Combi Standard, de 5-6 plazas y las Panorama, de hasta 9 plazas, en nivel familiar y ejecutivo, con más calidad de acabados.
En cuanto al puesto de conducción, el asiento del conductor se regula independientemente, con ajuste longitudinal, del respaldo y en altura. El volante se regula en altura y profundidad. Las palancas y mandos tienen bastante buena calidad y el tacto del volante resulta muy agradable. Con los mandos integrados en el volante no hace falta moverse para tocar la radio-CD, y el Bluetooth nos libra de estar pendientes del teléfono, es dedcir, resulta más cómodo de descolgar.

¿Y qué hay del espacio de carga? Pues notable alto: oscila entre los 5 y los 7 m3 en las versiones Cargo, mientras que la capacidad varía de 1.000 a 1.200 kg. En la Scudo Combi, podemos cargar entre 800 y 1.200 Kg dependiendo de la versión. Hablando de litros, son un máximo de 1.240, como un familiar con los asientos traseros abatidos, y lógicamente se carga mucho mejor.

En cuanto a los otores del Scudo, sólo tiene motores diesel. El motor de acceso es un 1.6 de 90 CV con turbo de geometría fija. Para las necesidades más básicas, este motor puede resultar suficiente, dependiendo de la zona donde se mueva la furgo. La opción más lógica es el 2.0 MultiJet de 120 CV, de nuevo desarrollo. Entrega un par máximo de 300 Nm a 2.000 RPM y utiliza inyección common-Rail de segunda generación con un turbocompresor de geometría variable.

Por ciudad no tiene demasiados problemas para manejarse y a la hora de aparcar, cuenta con la suficiente maniobrabilidad para aparcar sin complicaciones, aunque podemos instalar un sensor de aparcamiento por señales acústicas para facilitar la tarea, sobre todo a los profesionales que necesitan cargar y descargar, para dejar el espacio exacto para poder abrir la parte trasera.

Hablando un poco de su esqueleto, señalar que las suspensiones delanteras son de tipo McPherson con brazos inferiores triangulares y barra estabilizadora; en cuanto a las traseras, eje trasero semideformable con barra Panhard. Es una configuración conocida en monovolúmenes y se ha adaptado a las condiciones de utilización típica de los V.I. La dirección es hidráulica en el caso del 1.6, y electrohidráulica en los 2.0.

En equipamiento, la Scudo ofrece, de serie, cierre centralizado con telemando, puertas traseras de doble hoja sin luneta térmica, puerta corredera acristalada, asiento del conductor con regulación en altur, cristales correderos en la parte trasera, asientos extraíbles (2ª y 3ª fila), climatizador manual sin aire acondicionado, dirección asistida y elevalunas eléctricos delanteros.

Como opción, puedes elegir entre GPS+ordenador viaje, cargador de 5 CDs, climatizador automático bizona, calefactor posterior, calefactor Webasto con vehículo parado, sensor de luces y lluvia, sensor de aparcamiento, control de velocidad de crucero, limitador de velocidad,

Para finalizar, echemos un vistazo a la” dolorosa”: en versión Combi, la Scudo más barata es la Combi 10 Standard Corta 1.6 16v MJT 90cv 5-6pl, por 22.341,60 euros. El mismo modelo con el 2.0 MultiJet de 120 CV sube a 23.501,60 € (+ 1.160 €) y si la queremos con 140 CV, son 24.661,60 €.

Galería de imágenes del Fiat Scudo

Ver galeria (21 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta