Aún queda tiempo y siempre es posible dar marcha atrás, pero las cartas parecen echadas para la carrocería 3 puertas del Audi A3. La cada vez menor demanda que las carrocerías de tan sólo 3 puertas está registrando en los distintos mercados, junto con los elevados costes que supone diversificar la producción para generar carrocerías diferentes de un mismo modelo está haciendo desaparecer del mercado muchas versiones con tan sólo 3 puertas.

Ha sucedido ampliamente en segmentos inferiores (A y B), donde la practicidad y la mayor seguridad se está imponiendo a la teórica deportividad que aporta una carrocería de tan sólo tres puertas. Y ahora parece que le toca el turno al segmento de los compactos. Audi estudia la eliminación de las versiones de carrocería 3 puertas de la gama de la futura generación del A3 que llegará al mercado en 2019.

El mundo se está volviendo cada vez más práctico. Las carrocerías de cinco puertas lo son. Facilitan mucho más el acceso a las plazas traseras, especialmente cuando se trata de que personas mayores o de gran tamaño viajen a bordo y no digamos ya cuando se trata de instalar las sillas de seguridad o elementos de retención para niños. Y también son más seguras porque si difícil resulta acceder a las plazas traseras en un tres puertas, más aún resulta abandonar el coche a todos ellos y a cuantos viajan en la fila de atrás cuando hay que desalojar el coche con prisa.

Audi analiza sus ventas, como lo hacen todos los fabricantes, y la importante caída de la demanda de versiones de tres puertas complica la rentabilidad de la misma. Y en un mundo en el que las tendencias del mercado apuntan a la practicidad y el confort (de ahí el imparable crecimiento de la oferta SUV en todos los segmentos), las versiones de tan sólo tres puertas parece que están sentenciadas. Máxime si los costes de desarrollo del modelo se han visto afectados, como parece el caso, por la necesaria reducción de los mismos que Audi se ha visto obligada a efectuar como consecuencia del “Dieselgate”

Pero eso no significa que el número de variantes de carrocería de la gama del A3 vaya a reducirse. Audi tiene previsto crear una nueva variante “Liftback” que acompañe a las versiones Sportbak, Sedán, y Cabrio.  Esta nueva versión Liftback ocuparía el espacio del actual Sportback con la correspondiente actualización estética de la nueva generación A3. En las variantes sedán y cabrio se mantendría la misma política y en todas ellas el tamaño del coche crecería respecto del actual —especialmente en el caso de la versión berlina— para dotar de mayor espacio a las piernas de los pasajeros de la fila trasera de asientos.

A todas ellas se añadiría la nueva versión Sportback, cuyo estilo sería muy diferente y claramente más deportivo que el de los anteriores Sportback. Todas las variantes tendrían cuatro puertas laterales, con lo que la diferenciación entre las versiones Liftback y las Sportback vendría dada por el diseño de su trasera desde el pilar C hacia la zaga.

Audi A3 Sedán

El elemento que más distinguiría el diseño de ambas sería la inclinación de luneta trasera. La del Liftback mantendría un estilo en cuanto a su verticalidad muy parecido al del actual A3 Sportback, mientras que la del nuevo Sportback estaría mucho más inclinada para aportar esa mayor sensación deportiva que ya sólo en nombre de la silueta denota. Algo similar a lo que ya sucede con la variante Sportback del A5.

En el fondo, también trasluce la necesidad de Audi de competir contra los modelos de sus rivales en este segmento, los Mercedes CLA y BMW Serie 2. La marca de los cuatro aros busca diferenciarse y ofrecer una mayor deportividad que sus contendientes, de ahí la creación de esta nueva variante. Y aunque no está confirmada, todo apunta a que podría también introducirse una nueva variante Vario del A3, a mitad de camino entre el clásico familiar y los SUV para competir directamente contra los Mercedes Clase B y BMW Serie 2 Active Tourer.

Fuente – Autocar

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta