A principios de año conocíamos los detalles del Ford Focus 2015. El mercado obligaba, con unos rivales que se habían ido actualizando y el Focus no podía seguir perdiendo comba. Lo mismo es aplicable a su versión con carrocería familiar, el Ford Focus Sportbreak 2015, que supone un sobrecoste de 750 euros a igualdad de motor y acabado. Los cambios se centran en cuatro ámbitos, diseño exterior, diseño interior, nuevas tecnologías y nuevas motores, lo habitual en un rediseño a m,itad de vida comercial.

Por fuera adopta la nueva pimagen de diseño global, que capitanea la gran parrilla en forma de trapecio invertido (a lo Aston Martin), a lo que se une un nuevo capó y faldones. Los faros son más estilizados y las luces antiniebla alargadas, lo que consigue un morro más agresivo y dinámico. Los detalles cromados aquí y allá le dan sensación de mayor elegancia. Detrás solamente los más expertos (o quienes vean ambas versiones juntas) podrán apreciar las diferencias.

El Focus Sportbreak supera los 4,5 metros (4.556 mm de longitud), lo que significa que es prácticamente 20 cm (19,8 exactamnete) que el cinco puertas. También es ligeramente más alto (1.505 mm) mientras que calca la distancia entre ejes (2,65 metros) y la anchura del compacto).

Estas cifras nos indican claramente que todo el aumento de longitud se da en el voladizo trasero, por lo que aumenta la capacicad del maletero hasta los 490 litros, ampliables a 1.516 con los respaldos de los asientos abatidos. Es un aumento considerable desde los 363 del Focus convencional… pero se queda bastante lejos de los referetes en capacidad los familiares compactos (algunos superan los 600 litros).

Dentro los cambios son más notables, ya que las necesidades de conectividad han variado mucho en estos cuatro años. Ahora la consola cuenta con menos botones y es más intuitiva. Las versiones más equipadas, a partir del acabado Titanium, cuentan con una pantalla táctil de 8 pulgadas que aglutina muchas de estas funciones antes repartidas por doquier.

Se mantienen ruletas para la climatización y botones para sus funciones básicas, para no tener que estar mirando la pantalla todo el rato. El volante también cambia y se han pensado mucho mejor tanto el número de mandos como su ubicación, por lo que debería ser más cómodo acceder a ellos y manejarlos.

También hay mejoras en el apartado de practicidad, ya que la consola central también ha sido rediseñada y permite albergar más objetos, con un sistema de organización del espacio que permite modificarlo en función de la necesidad o la forma de los objetos que se vayan a guardar.

Ford Focus Sportbreak 2015. Motores

 

El nuevo Ford Focus familiar puede elegirse de inicio con dos motores de gasolina. El de acceso es el 1.0 Ecoboost de 100 o 125 CV. Por ecnima se sitúa el 1.6 TI-VTC de 125 CV. El más potente de la gama es el 1.5 EcoBoost con 150 CV (no se ofrece en esta carrocería la opción con 182 CV). Los propulsores de la familia Ecoboost reducen un 7% sus consumos y disponen de arranque y parada del motor Auto-Start-Stop. Se asocian a un cambio manuel de seis relaciones (a partir de 2015 también tendrán uno automático con idéntico número de relaciones).

En diésel sobresale el 1.5 TDCi con 95 y 120 CV. Ofrece mayor potencia, par y mejor respuesta, con diseño de cámara de combustión optimizado. La versión de 95 CV tiene unas emisiones de CO2 de 98 g/km, un10% menos que el diésel 1.6 TDCi de idéntica potencia que de inicio continúa vendiéndose, con un consumo de 3,8 l/100 km, con cambio manual de seis velocidades.

[ACTUALIZACIÓN: Por primera vez, el Ford Focus ST 2015 se ofrece con dos motores de dos litros un gasolina de 250 CV o un diésel de 185 CV. Ambos están disponibles con esta carrocería]

Ford Focus Sportbreak 2015. Equipamientos

Como su hermano, podrá equipar el nuevo sistema Ford SYNC 2, a partir del acabado Titanium, con una pantalla táctil de 8 pulgadas. También suma un asistente de aparcamiento, alerta de tráfico cruzado…

Se ofrece con tres niveles de equipamiento (no dispone de la terminación Sport). El más básico Trend es bastante completo, pero para un uso particular conviene echar un ojo a los superiores. Por encima se sitúa el Trend+, que suma mejores terminaciones. El alto de gama es el Titanium. Hay una completa lista de equipamiento extra, es sencillo configurar un coche al gusto.

Durante la promoción de lanzamiento del nuevo Ford Focus Sportbreak 2015, se añaden packs de equipamineto que aumentan la dotación… sin el sobrecoste que supondrá aquirirlos más tarde. El acabado Trend+ añade el paquete City+ y Diseño, mientras que el acabado Titanium incluye el paquete Bi-Xenon y el paquete City+.

  • Paquete City+: Por 850 euros se añade el Park Assist, sensores de aparcamiento delantero y trasero, Active City Stop, retrovisores plegables eléctricos y elevalunas traseros.
  • Paquete Diseño: Supone un sobrecoste de 550 euros y añade llantas de aleación de 16 pulgadas, luces diurnas delanteras LED y el paquete de visibilidad.
  • Paquete Bi-Xenón Adaptativo: Son 1.100 euros, pero añade los interesantes faros Bi-Xenón HID con iluminación adaptativa y las luces diurnas LED

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

3 COMENTARIOS

  1. Mi Focus del 2001 ha dicho basta , una pena porque me ha salido muy bueno .Ahora a por mi Focus nuevo , el miercoles me lo dan . Grande FOCUS

Deja una respuesta