El lanzamiento del Ford Ka+ 2019 no venía solo. Además de tener novedades a nivel tecnológico y de equipamiento, el pequeño urbano llegaba con una versión crossover. El Ford Ka+ Active 2019 se trata de una nueva variante que se suma a la gama con la finalidad de llevarse ventas del segmento SUV. Aprovechando ese nicho de mercado tan grande, se ofrecerá al usuario una opción asequible, con una buena relación calidad-precio.

Las novedades estéticas eran escuetas en el Ka+, pero la versión Active si que se diferencia notablemente del resto. Sigue la estela del Fiesta Active, aumentando la altura de la carrocería en 23 milímetros y sumando unos revestimientos adicionales en plástico negro rodeando los bajos del coche. Aparecen unas barras para el techo y las molduras cromadas son sustituidas por unas de color negro. Las llantas de 15 pulgadas son específicas, al igual que el color Canyon Ridge.

En el interior del Ford Ka+ Active también hay algunos detalles distintivos, como las placas de los estribos o el volante de cuero, que tiene las costuras en marrón haciendo contraste. Las alfombrillas también son diferentes en esta versión. Lo que no cambia respecto al resto de versiones es la tecnología, destacando la pantalla de 6,5 pulgadas con el sistema multimedia SYNC 3. También el acabado granulado que recubre el salpicadero.

La gama mecánica del Ka+ Active es la misma que la del Ka+. Eso significa que montará el motor de gasolina 1.2 Duratec Ti-VCT de tres cilindros. Se renueva para ofrecer un 10 % más de par entre las 1.000 y las 3.000 rpm, pero todavía se desconoce su potencia. Otra novedad es el diésel 1.5 TDCi con 95 CV y 215 Nm, pues antes no se utilizaba este combustible en este modelo. En ambos casos se monta una caja de cambios manual de cinco velocidades.

El Ka+ Active monta una barra estabilizadora más larga que el de serie y también una dirección asistida electrónica específica que dice adaptarse al estilo de conducción crossover. Los amortiguadores cuentan con topes hidráulicos para aumentar la suavidad en terrenos difíciles, mientras que la seguridad viene de la mano del sistema de prevención activa contra el vuelco y el sistema electrónico de estabilidad.

El acabado Active es el tercero disponible (tras Essential y Ultimate) y por lo tanto contará una completa dotación. Este modelo ya incluye de serie los retrovisores eléctricos, el cierre centralizado, el limitador de velocidad o el botón de arranque (antes era por llave). También están disponibles los sensores de luz y lluvia, asientos calefactados, Ford My Key o sensores de aparcamiento traseros opcionalmente.

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (25 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta