El Jaguar XK Convertible une tres características nada desdeñables para los amantes del buen gusto: es inglés, deportivo y descapotable, casi nada al aparato. Tiene muchos argumentos que lo han colocado como uno de los mejores de su categoría desde que salió al mercado hace 5 años, pero el más destacado es sin duda la belleza de su diseño.

La primera y más reiterada reacción que observarás  cuando llegues a cualquier sitio al volante de este tremendo felino siempre es sobre su atractiva silueta, ya sea con la capota puesta o como convertible. Y más cuando el modelo es uno azul cielo con la capota en azul marino e interiores grises con detalles en aluminio y madera de nogal, el nivel de atractivo es casi insuperable.

Por fuera, las elegantes líneas del diseño, se complementan con las llantas de 20 pulgadas, que le dan un toque deportivo. Visto desde el frente, la parrilla con un diseño tipo auto de carreras, y entradas de aire extras en el capó, son detalles sutiles y de buen gusto, que se hacen notar para darle a este coche un aire de superdeportivo. En resumen, el Jaguar XK 2012 es un convertible que llama la atención por donde quiera que se le vea.

Y si la belleza exterior e interior atrae tanto, espera a arrancarlo, porque una vez que se enciende el motor V8 de 5.0 litros, se empiezan a desbocar los 385 CV de potencia, acoplados a la transmisión automática de seis marchas. Y qué decir cuando pones el modo Sport Mode y se hacen los cambios manuales con las paletas detrás del volante. Aseguran desde la firma inglesa que el rugir -es fácil de imaginar- que los tubos de escape generan una sinfonía para los amantes de la velocidad y la potencia del motor que hunde al conductor en los cómodos asientos de piel convierten en un verdadero placer manejar con la capota abajo.

Entre el equipamiento, destacar que puedes elegir los paquetes opcionales de lujo y equipo de sonido Premium.
Por otro lado, el sistema de navegación, los asientos eléctricos de 10 posiciones, las luces de bixenón que se adaptan a la dirección y la tecnología bluetooht, son parte del equipo básico.

Ahora hablemos del interior: el Jaguar XK ofrece un lugar muy especial. Cada material y terminado utilizado para su diseño y construcción son de primera calidad y es evidente que se prestó atención especial a cada detalle y costura del habitáculo. Los controles son muy fáciles de leer y utilizar, sobre todo el sistema de navegación por satélite que se maneja tocando la pantalla.

Llegamos a la capota: ésta se abre y se cierra con el simple toque de un botón en apenas 18 segundos y se puede accionar incluso en movimiento hasta 20 kilómetros por hora. El acceso es sin llaves y el encendido del motor es a través de un botón rojo que elimina la preocupación de buscarlas porque basta llevarlas en la cartera o el bolsillo de los pantalones.

En cuanto al precio, este modelo ronda los 125.000 euros para que sea tuyo, pero, ¿quién ha dicho que el lujo es barato? Y menos en “frasco” inglés…

  • Algunos datos técnicos

Velocidad máxima:  250 km/h
Aceleración 0-100 km/h:    4,8 segundos
Consumo urbano: 18,9 l/100 km
Consumo extraurbano: 8,6 l/100 km
Consumo medio: 12,3 l/100 km
Emisiones de CO2: 292 gr/km
Largo / ancho / alto:  4.794 mm / 1.892 mm / 1.329 mm
Batalla / vía delantera – trasera:     2.752 mm / 1.560 mm – 1608 mm
Peso: 1.875 kilos
Depósito de combustible: 71 litros
Maletero:  313   litros

Galería de fotos del Jaguar XK Convertible

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta