El Jeep Wrangler 2011 es la actualización del modelo que la firma americana lanzó en 2007, heredero del mítico todoterreno militar que dio origen a la marca. Puedes encontrarlo con carrocería de tres o cinco puertas. Esta última se denomina Wrangler Unlimited, es 53 cm más larga, tiene capacidad para cinco ocupantes en lugar de cuatro y un maletero mayor… pero también supone casi 3.00 euros de sobrecoste sobre un precio de partida ya de por sí elevado.

Con motivo de su 70 aniversario, Jeep ha dado un repaso intenso a su modelo más mítico y emblemático. El objetivo de esta renovación del rudo modelo 4×4 ha ido en dirección al refinamiento en la conducción por asfalto y la mejora del confort interior.

Las líneas maestras de los primeros Jeep Willys siguen dominando en los Wrangler del siglo XXI. Unas señas de identidad fácilmente reconocibles: parabrisas y capó marcando un ángulo ligeramente por debajo de los 90ª, pasos de ruedas definidos por protuberantes aletas atornilladas a la carrocería, y una rejilla de radiador con siete amplias aberturas en disposición vertical.

Como en los modelos de antaño se mantiene la peculiaridad de que el parabrisas es abatible hacia delante y las puertas desmontables. La luneta del portón posterior, éste divisible horizontalmente, presenta un campo de visión ligeramente ampliado. Algo que, ciertamente, no se aprecia mucho.

En este apartado no hay más cambios reseñables en el envoltorio, como ya hemos adelantado lo más destacable está en motor e interior del habitáculo.

Por su parte, en el exterior del 4×4 los cambios sufridos son ínfimos, solamente la ampliación de las ventanillas traseras y los pasos de rueda pintados en el color de la carrocería, delatan el modelo de 2011.

Por otro lado, el techo es de lona en la versión Sport mientras que los acabados Sáhara y Rubicon reciben techos rígidos desmontables con opción a ser del mismo color que la carrocería.

Los principales cambios estéticos, cuesta descubrirlos. Unos antiniebla integrados en el paragolpes es todo lo que podemos descubrir a simple vista en un repaso exterior, aunque Jeep nos comunica que en las versiones Sahara Unlimited es posible montar un hardtop del color de la carrocería. Hablando de colores, la paleta disponible para el americano crece con unas tonalidades que responden a los nombres de Detonator Yellow, Deep Cherry Red, Sahara Tan, Cosmos Blue y Bright White. Pero los mayores cambios están en el interior, que gana mucha calidad.

La renovación del aspecto interior, ha sido modernizado asemejándose ahora al de un turismo y filtrando mucho el ruido exterior pudiendo mantener una conversa a tono normal a 110km/h por autopista, por ejemplo.

De igual forma podremos ver el remozado interior del Wrangler. La verdad es que falta le hacía y con estas modificaciones se consigue mejorar en muchos enteros la ergonomía y la calidad percibida. Se ha rediseñado el panel de instrumentos, el salpicadero y se han añadido zonas de almacenamiento. También es nueva la consola central.

El confort también ha mejorado, con la inclusión de nuevos asientos calefactados, al igual que la visibilidad trasera gracias a los cristales más grandes. Se incorporan, además, las nuevas tecnologías con manos libres, conectividad para dispositivos de almacenamiento masivo, Bluetooth, MP3, etc.

Una última modificación es la de un nuevo techo rígido para las diversas versiones del Jeep Wrangler Sahara, disponible en multitud de diferentes colores.

Wrangler (3p) tiene un maletero de 141 litros, mientras que el del Wrangler Unlimited (5p) tiene 498 litros de capacidad.

El espacio para las piernas en la fila delantera es el mismo en las dos longitudes de carrocería, pero se reduce en la fila trasera del modelo de 3 puertas, dado que pasa de 921 mm a 880 mm. También hay significativos cambios en la altura libre interior dependiendo de si el Wrangler es de techo rígido o de fibra desmontable, en este último caso la altura interior es menor dado que incorpora arco de seguridad.

En cuanto a la capacidad de carga la versión corta cuenta con un maletero que solo ofrece 141 litros (incorpora un pequeño cofre con cierre bajo el plano de carga) mientras que las versiones de batalla larga alcanzan los 498 litros. En ambos chasis el plano de carga queda bastante alto.

Jeep Wrangler 2011. Motor

 

La mayor novedad es

Un nuevo propulsor turbodiésel de 2,8 litros de cilindrada que entrega una potencia de 200 CV a 3.600 rpm y un par motor de 410 N/m entre 2.000 y 3.200 rpm con cambio manual y 460 N/m entre 1.600 y 2.600 rpm si el cambio es automático. Por cierto la caja de cambios automática empleada también es nueva para este modelo.

Asimismo destaca la presencia, por primera vez en un vehículo del grupo Chrysler, del sistema Stop/Start. En conjunción con el cambio manual, el motor se apaga cuando el vehículo se detiene, está en punto muerto y se suelta el embrague. El motor arranca automáticamente cuando se pisa de nuevo el pedal del embrague. Gracias a esta tecnología, y a la optimización de todo el sistema, el consumo de combustible se ha reducido un 13% y las emisiones de CO2 en un 14%.

Se le ha dotado de un nuevo motor 2.8 turbo diesel de 200 CV que puede asociarse a una nueva caja de cambios automática con selección secuencial de 5 relaciones, más efectiva, o escoger un cambio manual de 6 relaciones, ahora de tacto más preciso y suave. Los Wrangler que montan esta caja manual reciben como novedad el sistema Stop&Start. Destacar que es el primer modelo del grupo Chrysler LLC en llevarlo.

Las mejoras en el motor son destacables, ya que el propulsor diesel 2.8l característico de la marca pasa de 177 a 199 caballos de potencia y reduce su consumo en un 13%, gastando ahora 7,1l/100km y las emisiones pasan a ser de 194g de CO2 por kilómetro recorrido.

La velocidad máxima logra la nada despreciable cifra de 172km/h y el 0-100km/h lo realiza en 11,1 segundos.

Cabe destacar las mejoras de las prestaciones en la versión automática del Wrangler, ya que mejora el par, pasando de 410 a 460 Nm, la velocidad máxima, 173km/h, y la aceleración hasta los 100km/h se reduce en cuatro décimas, parando el crono a los 10,7 segundos.

Si algunos no se sienten realizados con el motor diesel, pueden optar por la mecánica gasolina que cuenta con la misma potencia, 199cv, pero con un cubicaje mayor: V6 de 3.8l.

Como contra, la marca sólo lo traerá bajo pedido.

Jeep Wrangler 2011, orgullo del todoterreno

Además, se añade a la lista como equipamiento opcional por primera vez en la marca americana la función Start/Stop, sólo disponible con el cambio manual. Gracias a este mecanismo el Wrangler consigue esos consumos tan reducidos.

Jeep Wrangler 2011. Equipamientos

De serie todas las versiones cuentan con Airbag frontal multietapa de última generación, para conductor y acompañante, y airbags laterales delanteros, salvo en el acabado Sport; control electrónico de estabilidad ESC con asistente en frenadas de emergencia, control de tracción y mitigación electrónica de balanceo. El control de descensos también forma parte del equipamiento de las versiones con caja automática. En las manuales se incorpora el sistema de asistencia de arranque en cuesta.

Está disponible con tres niveles de equipamiento: «Sport», «Sahara» y «Rubicon». Además, hay una edición especial, denominada «Polar» que está limitada a 100 unidades para España. Anteriormente se comercializaron otras ediciones especiales, denominadas «Mountain» —limitada a 60 unidades (más información)—, «Artic» —limitada a 90 unidades (más información)— y «MOAB».

La versión «Rubicon» se distingue por estar especialmente preparada para una conducción por zonas abruptas. La variante «Sport», la de menor equipamiento, tiene el techo de lona aunque también se puede elegir con uno duro de plástico como el resto de la gama. Éste se puede desmonta, igual que las puertas.

Acabados para todos los gustos

El equipamiento del nuevo Jeep se divide en 3 niveles: Sport, Sáhara y Rubicon.

El primer escalón, Sport, incluye: ABS, arco antivuelco, climatizador, control de audio en el volante, control de descensos y control de estabilidad y tracción.

El acabado Sáhara suma al equipamiento nombrado los airbags laterales delanteros, elevalunas eléctricos, encendido automático de luces y llantas de aluminio entre otros.

Para finalizar, el máximo acabado de equipamiento, Rubicon se completa con diferenciales delantero y trasero bloqueables, un sistema de tracción 4×4 Rock Trac sofistica y una estabilizadora delantera desconectable.

 

Fuente: Jeep
Galeria de fotos:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta