¿Techo rígido o descapotable? Da lo mismo porque el Lamborghini Reventón es un cupé alucinante tanto por su diseño, como por su motor como por su exclusividad. Tanto es así que, de momento, no hay manera de comprarse uno tengas el dinero o no lo tengas, que esa es otra. El diseño de este modelo se ha llevado a cabo en el centro de estilo que la fábrica tiene en Santa Ágata Bolognese. Como en anteriores modelos, Lamborghini ha utilizado el nombre de toros que han sido conocidos en un momento determinado y de ahí el nombre de Reventón. En este caso, se trata de un novillo que mató al torero mejicano Félix Guzmán en el año 1943.

Lamborghini Reventón portada
Lamborghini Reventón

El Salón de Francfort de 2007 fue el lugar elegido para la puesta de largo de este cochazo. Entre ese año y 2008 sólo se fabricaron 20 unidades del Reventón. En 2009 la marca presentó el Reventón Roadster, la versión descapotable, de la que se venderán 15 unidades. Su precio, como era de esperar, es prohibitivo: 1,1 millones de € sin impuestos.

Tanto la versión capotada como el Roadster tienen la misma longitud: 4.700 mm. De ancho tienen 2.058 mm y 1.135 mm de alto. Ambos tienen dos plazas y un peso de 1.837 kg el cupé y 1.862 kg el descapotable. Se trata de una diferencia de peso bastante pequeña teniendo en cuenta la que suele haber entre un modelo con techo rígido y el descapotable. El Reventón deriva de otro de los míticos de la marca: el Lamborghini Murciélago LP640. Los diseñadores han hecho ciertas variaciones en la carrocería sin perder ni un ápice de su belleza. En la parte exterior se ha mantenido el uso de un material de fibra de carbono salvo en las puertas. Para el chasis se ha utilizado el mismo material junto con acero.

El motor de este deportivo está a la altura de su precio y de sus prestaciones. Tiene una mecánica de gasolina de 650 CV con la carrocería cupé y de 670 CV con la descapotable. Por tanto, tiene más que el propio Murciélago (641 CV). Con ambas, los datos son devastadores. Ambos aceleran de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos. Un visto y no visto. El consumo medio va a la par, 21,3 l/100 km. Curiosamente son los mismos datos que los del Murciélago LP640 Coupé. Para tener un Reventón no sólo hay que poder financiar el propio vehículo sino también para mantenerlo ya que es de los vehículos que más consumen de los que se venden en España.

Lamborghini Reventón trasera
Lamborghini Reventón

El Reventón tiene una caja de cambios automática de seis velocidades. Tras el volante hay unos mandos para seleccionar las marchas de manera manual. Se puede escoger entre tres modos de funcionamiento: Normal, Corsa y Low adherente. Lleva también un sistema de tracción total conectable.

Por dentro también encontrarás similitudes con el famoso Murciélago aunque hay cosas diferentes. Estas son principalmente decorativas como por ejemplo el diseño de algunos elementos y materiales que se han utilizado para el recubrimiento. Entre el Reventón y el Reventón Roadster también hay diferencias notables, sobre todo en la parte trasera de la carrocería.

Fotos del Lamborghini Reventón

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta