Lancia se retiró oficialmente de los rallyes en 1991, pero se aseguró de terminar su carrera con un sobresaliente. Su caballo de batalla, el Delta, se promocionaba como uno de los mejores coches de rally jamás producidos, y es ya una leyenda por derecho propio. Para conmemorar su quinta victoria consecutiva en el Campeonato del Mundo, la marca construyó 400 ejemplares del Lancia Delta Integrale Martini 5 Evoluzione entre octubre de 1991 y 1992.

Este es el número #374, y echando un vistazo a su historial, ha recorrido más kilómetros en barco que sobre la carretera. Inicialmente, el coche se vendió nuevo en Japón en 1992 y, unos años más tarde, se importó de España antes de ser enviado a Estados Unidos. Este Delta Integrale Martini 5 Evoluzione cuenta con 21.000 kilómetros en el odómetro y se vendió recientemente en California, con su correspondiente documentación japonesa y española, una cubierta de automóvil Martini personalizada y un registro transferible del Estado de Vermont.

Debajo de la cuadriculada piel blanca con la decoración de la famosa compañía de vermú hay un motor de cuatro cilindros en línea turboalimentado y 2.0 litros de cilindrada que fue equipado con una nueva correa de distribución, tensores, cojinetes, bomba de agua, manguitos, motor de arranque, junta del colector de admisión y otros artículos en abril de 2017. El marco de la batería, los soportes del bloque y la tapa del radiador se reemplazaron en diciembre de 2019. Al final son 210 CV y 314 Nm que pueden disfrutar a sus anchas con garantías de solidez.

Toda esa energía se envía a todas las ruedas a través de una caja de cambios manual de cinco velocidades y un diferencial de deslizamiento limitado Torsen. Hablando de sus prestaciones, ejecutaba el sprint de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos y alcanzaba una velocidad punta de 220 km/h, algo extremadamente meritorio para un compacto de cinco puertas que salió al mercado a comienzos de los 90. El peso no era demasiado elevado –1.340 kg–, no así sus cifras de consumo: 10,6 l/100 km homologados y unos 25 l/100 km si se conduce con alegría.

En cuanto al apartado estético, son varios toques personalizados que distinguen al Lancia Delta Martini 5 Evoluzione de otras variantes. El primero de ellos y más destacable era la libre roja y azul de Martini, seguido del alerón trasero ajustable pintado en negro. Otros elementos distintivos los encontramos en las llantas de aleación blancas de 15 pulgadas con neumáticos 205/50 Michelin Pilot Sport. Cabe mencionar que el buen aspecto de la carrocería también es gracias a un repintado que se hizo bajo la propiedad anterior.

En el interior, está equipado con asientos de carreras Recaro acabados en ante sintético con inserciones de rayas rojas. También cuenta con pasacables para el arnés y cinturones de seguridad rojos, así como alfombrillas en el suelo y en el maletero con la marca Martini Racing. Una placa específica se asienta en la consola central para recordar constantemente que este no es ningún otro Lancia Delta normal. Para envolverlo todo, este modelo de 1992 también viene con un reproductor de casetes Clarion que casa con el periodo.

¿Y en cuánto está valorado este unicornio de tierras turinesas? No en poco precisamente, ya que ha encontrado un nuevo hogar por 112.000 dólares, unos 100.500 euros al cambio actual. No está nada mal para uno de los coches compactos más radicales que jamás hayan existido.

Fuente: Bring A Trailer

Galería de fotos:

Ver galeria (29 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta