El Lancia Phedra está disponible con tres motores Diesel: 2.0 JTD 16V de 120 CV y de 136 CV y 2.2 JTD 16V de 170 CV. De momento no está prevista una versión de  gasolina. Estas mecánicas van asociadas a una caja de cambios manual de seis velocidades y en el caso del motor de 170 CV también puede escogerse un cambio automático de seis relaciones. Puedes tener este Lancia desde 27.750 € con el motor de gasolina menos potente y el acabado más económico.

Lancia Phedra
Lancia Phedra

Las medidas del Phedra son 4.750 mm de largo, 1.863 mm de ancho y 1.752 de alto. Este monovolumen tiene una carrocería de cinco puertas y un maletero de 830 litros de capacidad. Las dos traseras son correderas y se pueden abrir y cerrar con un motor eléctrico de manera opcional. En su interior, podrás configurar sus elementos para transportar a cinco, seis o siete pasajeros. En el caso de llevar a seis personas, habrá tres filas de asientos con dos plazas cada una. Si quieres llevar a siete, en la fila intermedia tendrá tres asientos.

Todas las plazas son individuales, en el caso de llevar la banqueta del medio para tres personas, los asientos tienen el mismo tamaño cosa que no suele pasar en el resto de monovolúmenes. Sin embargo, no pueden ser intercambiados porque el central tiene un cinturón de seguridad integrado y no lleva tensores de emergencia ni limitador de carga. Los asientos delanteros pueden girarse 180º dependiendo del equipamiento que se haya escogido. Detrás de los respaldos de algunos asientos hay mesitas. Los cristales van tintados y hay cortinillas para las ventanillas para que los pasajeros viajen con intimidad.

Lancia pone a tu disposición cuatro niveles de equipamiento: Argento, Oro, Oro Plus y Platino. Lo mejor de este modelo es que hasta las versiones más económicas, tienen elementos de serie de calidad como el control de estabilidad, ordenador de viaje y climatizador además de distribución electrónica de frenado (EBD), faros antiniebla, regulación de altura de faros, retrovisores exteriores calefactados, aire acondicionado, calentador adicional, climatizador multizona y retrovisores exteriores abatibles eléctricamente entre otras cosas.

La gama de elementos opcionales es bastante extensa. Destacan los faros de xenón, sensor de aparcamiento trasero, retrovisor interior electrocrómico, control de crucero, control de presión en neumáticos y tapicería en piel entre otras cosas. Algunos de estos elementos vienen de serie en los acabados más completos.

Ver galeria (8 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Es una pena que este tipo de vehículos tengan a día de hoy unas ventas insignificantes debido en gran parte al cambio en la política de emisiones, antes se matriculaban como vehículos mixtos con el considerable ahorro de dinero ahora ya no es posible y resultan caras y posiblemente cuando queden obsoletas ya no se sustituyan por otras, este hueco está siendo cubierto por las monovolumenes compactas tipo Picasso, Scenic o 5008.

Deja una respuesta