El nuevo capítulo de las “Ultimate Series” no defrauda. Se trata del modelo más radical de la marca de Woking hasta el momento y tiene nombre de leyenda. El McLaren Senna 2018 es el heredero espiritual del mítico McLaren F1 y una evolución que se posiciona cerca del reciente McLaren P1. Rinde homenaje al piloto brasileño Ayrton Senna y deja claro es que un vehículo para ser pilotado. Un ejemplar para circuitos con matricula de calle.

Y eso se puede apreciar simplemente con ver su apariencia. Si en el P1 tenía algo de elegante en su diseño, en el Senna todo queda relegado a su aerodinámica. Esto quiere decir que muestra una imagen más canalla y extrema, con un frontal que destaca por las enormes tomas de aire y el prominente splitter en fibra de carbono. Desde el lateral se aprecia a la perfección la burbuja acristalada que forman su habitáculo. Algo llamativo son las puertas también acristaladas con apertura de mariposa.

Los pasos de rueda son grandes y esculpidos, las tomas de aire laterales igual de destacables e incluso hay una sobre el techo. Como decíamos, todo para mejorar la aerodinámica y la refrigeración del motor, situado en posición central. La zaga es una de las zonas más extremas debido, en parte, al enorme alerón trasero activo (digno candidato a entrar en nuestra lista), unos estrechos pilotos traseros y un soberbio difusor doble en fibra de carbono. Las tres salidas de escape van centradas en la parte superior.

El McLaren Senna comparte estructura con el McLaren 720S. Este biplaza utiliza el Monocage III, una evolución del monocasco de fibra de carbono, con una mayor rigidez estructural y un peso muy contenido. De hecho, es el McLaren más liviano desde el F1 con un peso de 1.198 kg en seco. Echando cálculos, eso significa unos 220 kg menos que el propio McLaren 720S, una declaración de intenciones total.

McLaren Senna 2018. Motor

La mecánica que alimenta al McLaren Senna no es otra que el bloque M840TR, un V8 biturbo de 4.0 litros similar al utilizado en otras ocasiones. Aunque para este modelo ha recibido una serie de mejoras e incrementa su potencia hasta los 800 CV y 800 Nm de par. La caja de cambios escogida es una automática de doble embrague y siete velocidades, mientras que toda la potencia es entregada a las ruedas traseras.

De esta forma, la marca británica se aleja en este modelo de sistemas híbridos para centrarse en una conducción más pura. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y de 0 a 200 km/h en apenas 6,8 segundos. Así, conseguiría completar el cuarto de milla en 9,9 segundos y podría seguir hasta alcanzar su velocidad máxima de 340 km/h. Para que no haya compromisos, cuenta con el RaceActive Chassis Control II, un sistema de amortiguación hidráulica similar a la del McLaren P1 que modifica su tarado en función del modo de conducción escogido (Comfort, Sport, Track y Race).

Cabe destacar que en su configuración más extrema generaría una carga aerodinámica de hasta 800 kg. Para asegurar que el McLaren Senna reducirá de velocidad a tiempo ante cualquier curva, equipa unos frenos carbocéramicos que destacan por sus prestaciones. Van montados en sus llantas monotuerca, calzadas por unos neumáticos Pirelli P Zero Trofeo R, con un compuesto perfecto para circuito, pero no muy recomendable para el asfalto mojado en carretera abierta.

McLaren Senna 2018. Equipamiento

Si pasamos al interior del McLaren Senna encontramos un habitáculo casi de competición. Destacan unos baquets muy envolventes en fibra de carbono (material protagonista también en esta zona) y un diseño minimalista. Apenas hay botones, ninguno en el volante, y curiosamente se arranca desde el techo. Sobresale del salpicadero una pantalla táctil vertical tipo tablet para manejar las pocas opciones multimedia que tendrá este modelo.

La marca ha creado cinco configuraciones predeterminadas a la disposición del cliente, como es el caso del Vision Victory grey que se ve en las imágenes. Para los que busquen una mayor personalización tienen a su disposición 18 colores más sin cargos extras o 16 tonos especiales de MSO. Pero como ya sabemos, en estas marcas no hay límites de individualización siempre que se pueda pagar.

Aunque suponemos que a su potencial cliente no le importará el dato, el McLaren Senna carece de maletero, solo tiene hueco para dos cascos y dos monos justo detrás de los asientos. Solamente se harán 500 unidades de este ejemplar y el precio parte de unos 850.000 euros (750.000 libras), impuestos no incluidos. Su presentación pública será en el Salón de Ginebra y es muy posible que todas las unidades tengan ya dueño.

Fuente – McLaren

Galería de fotos:

Ver galeria (44 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta