Ocurrió en Lugo y nos hemos enterado gracias a que la DGT (Dirección General de Tráfico) y la Guardia Civil han compartido en sus redes sociales el hallazgo: un conductor contaba con un sistema para tapar la matrícula mediante un panel. De este modo, podía circular a velocidades ilegales sin ser pillado.

El infractor no contaba era con que otro conductor fuese testigo de todo el proceso y que avisase a las autoridades. Al parecer, vio cómo se ocultaba  matrícula trasera de un vehículo que le adelantaba a gran velocidad. Del modo en que ves en este vídeo difundido por la Guardia Civil en Twitter: 

El Grupo de Investigación Análisis del Subsector de Tráfico dio con el conductor en las inmediaciones de la ciudad de Lugo. La sanción, tal y como inidican las fuerzas del orden emn su tuit, es de 6.000 euros de multa y la pérdida de seis puntos en el permiso de conducir.

El conductor era un joven de 34 años residente en el municipio lucense de Alfoz. Tras revisar el vehículo localizaron el dispositivo, que el infractor había comprado por Internet y que él mismo había instalado. Con solo pulsar un botón la matrícula trasera queda oculta tras un panel oscuro, que impide al radar la lectura correcta de la matrícula y no puede multarlo.

El Reglamento General de Circulación establece esa dura sanción (pago de 6.000 euros y seis puntos menos en el carné de conducir (a quien evite o interfiera en la labor de los radares. No están penados los avisadores de radares fijos (cuya ubicación es pública y que la DGT actualiza), pero sí inhibidores o artilugios de este tipo que impidan reconocer al infractor.

Fuente: Twitter Guardia Civil

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta