¿Te has preguntado alguna vez cuánto dinero ganan los futbolistas por cada minuto que juegan en el terreno de juego?. La respuesta es bastante predecible: muchísimo.

Lo suficiente como para ir a los partidos escuchando música desde sus auriculares de 500 euros, llevar sus equipajes en bolsas de cuero de marcas de lujo, y también como para conducir coches muy buenos.

Si para la mayoría de los mortales comprar un coche de gama alta resulta impensable incluso ahorrando durante varios años. Para algunos futbolistas sólo es cuestión de jugar unos minutos para poder permitírselo. de hecho, según un estudio realizado por Carspring, cien jugadores (de un total de 225 estudiados), pueden pagar su vehículo en menos tiempo que el que dura un partido completo. Algo

Por ejemplo Carlos Tévez, jugador del equipo chino Shanghai Shenhua, sólo necesita jugar once minutos y medio de partido para poder pagar su Porsche Panamera Turbo S.

Por su parte, al hispalense Jesús Navas le “cuestan” 19 minutos de juego amortizar el coste de su más humilde Nissan Micra.

Quédate con esta cifra 197.624 €. El precio de partida de un Ferrari F430 Spider, el coche del crack argentino Leo Messi. ¿Cada cuántos minutos podría comprarse otro Ferrari?: 31 minutos y medio.

Ferrari F430 Spider

Dijo Neymar que su marcha al PSG respondió a una “llamada de Dios”, buen ojo el de Dios, teniendo en cuenta que según los documentos de Football Leaks estaría ganando 8.333 euros por cada minuto en el campo. En otras palabras, le bastan 30 minutos de juego para comprarse su Ferrari 458 Spider.

Si nos vamos al equipo blanco, el galés Gareth Bale necesita 38 minutos en el césped para pagar su Mercedes SLS Roadster AMG GT. Teniendo en cuenta su historial de lesiones no sabemos si esa cifra de minutos se habrá disparado… .

Y si hablamos del capitán, Sergio Ramos necesita 58 minutos para adquirir su Mercedes-AMG GT S.

Maserati Gran Turismo

Aunque Enrique Cerezo no pare de incidir en que el Atleti es un equipo humilde, la verdad es que sus jugadores no cobran salarios precisamente “humildes”. Por ejemplo, el francés Griezmann con jugar un poco más de 60 minutos ya puede deleitarse con conducir un Maserati Gran Turismo.

A los jugadores españoles en el extranjero tampoco es que les vaya nada mal.

Fernando Llorente, actual jugador del Tottenham, con disputar 14 minutos de un partido cualquiera de la Premier League ya cubre los gastos de su simpático Fiat Punto.

De Gea ya ha adoptado costumbres muy británicas como la de conducir por la izquierda al volante de un Range Rover Sport. Con disputar poco menos de una parte entera (35 minutos) ya habría cubierto el precio de su coche.

¿Qué te parecen los salarios de los futbolistas? ¿Están justificados por la presión que conllevan o son desproporcionados e injustos? Y lo más importante, ¿tienen buen gusto a la hora de comprarse coche?.

Fuente: Carspring

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta