No cabe duda de que el Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé será uno de los coches que miren quienes busquen una berlia con aire de coupé, motores potentes y puesta a punto deportiva. Pero también el nuevo Mercedes CLS 2018 cuenta con una variante AMG. Algo más domesticada que las del primero, pero interesante si se quiere combinar deportividad y eficiencia. Se trata del Mercedes-AMG CLS 53 4MATIC +.

La que será la versión más potente de la gama equipa un motor de seis cilindros en línea de 3.0 litros con doble turbocompresor y un compresor auxiliar eléctrico, EQ Boost arranque-alternador y sistema eléctrico a bordo de 48 V. El motor de combustión genera 320 kW (435 CV) y ofrece un par máximo de 520 Nm. El generador de arranque EQ Boost entrega 16 kW (22 CV) y 250 Nm adicionales en un período corto, y alimenta el sistema eléctrico de a bordo de 48 V.

El sistema va acoplado a la transmisión AMG SpeedShift TCT 9G y a la tracción total AMG Performance 4MATIC +. Las prestaciones son excelentes, ya que el Mercedes-AMG CLS 53 4MATIC + acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos, y con el paquete del Conductor alcanza una velocidad máxima de 270 km/h. El consumo de combustible combinado es de 8,7 l / 100 km, con emisiones combinadas de CO2 de 200 g/km.

EL conductor puede usar el AMG Dinamic Select para elegir entre cinco modos de conducción (Eco, Comfort, Sport, Sport Plus e Individual, que varían la respuesta del motor, transmisión, dirección u suspensión (la neumática AMG Ride Control + desarrollada en Affalterbach). Las características de amortiguación también pueden preseleccionarse en tres modos, Confort, Sport y Sport +.

El sistema de frenado lo forman discos de freno compuestos ventilados asegura una desaceleración rápida y confiable. Los discos de freno perforados y ventilados internamente de 370 x 36 mm con pinzas fijas de 4 pistones y letras AMG están montados en la parte delantera, con discos ventilados internamente de 360 ​​x 26 mm y pinzas flotantes de un solo pistón en la parte trasera.

Mercedes-AMG CLS 53 4MATIC. Diseño

Obviamente, hay diferencias en el exterior para diferenciar a esta versión de otras sin el apellido AMG. En la parte frontal destaca el radiador de doble hoja en cromo plateado (antes reservada a los modelos V8 Performance). Los faldones son también exclusivos y las entradas de aire tienen dos aletas horizontales. Esto da una imagen más ancha a toda la delantera.

Los retrovisores se ubican en las puertas (algo habitual de los modelos AMG GT), lo que da un aspecto más deportivo. En la zaga, destaca el faldón trasero, los tubos de escape dobles en cromo, las aletas ensanchadas… y el alerón en la tapa del maletero en color de carrocería (disponible en fibra de carbono). De serie, equipa llantas de aleación ligera de 19 pulgadas, con ruedas de 20 pulgadas disponibles como opción.

En el interior es imposible no fijar la vista en la doble pantalla de 12,3 pulgadas, tras una cubierta de vidrio que parece unirlas. La Widescreen Cockpit opcional contiene una pantalla grande con instrumentos virtuales en directo campo de visión del conductor, así como una pantalla central encima de la consola central. Hay tres modos de visualización: Clásico, Deportivo y Progresivo… además de uno personalizable.

Cuenta con un menú AMG, que permite visualizar datos como temperatura del aceite del motor y de la transmisión, la aceleración lateral y longitudinal, potencia y el par del motor, presión del turbo, temperaturas y presiones de los neumáticos… En el volante AMG Performance de serie, destacan los botones de control táctil, para moverse por los menús del sistema de infoentretenimiento sin tener que quitar las manos.

Hay también asientos deportivos AMG, cinturones de seguridad rojos y molduras en fibra de vidrio de fibra de carbono o plata mate. En la parte trasera, hay sitio para tres, con reposacabezas regulables en altura. El control de confort Energizing(opcionalo) controla aire acondicionado, asientos (calefacción, ventilación, masaje) y volante además de la iluminación y música para crear el ambiente ideal.

Mercedes-AMG CLS 53 4MATIC. Equipamiento

El CLS 53 4MATIC + cuenta con la última generación de asistentes a la conducción del Clase S, así como la cámara y radar mejorados del CLS. De serie eno falta sistencia de frenado activo,  mantenimiento de carril, asistencia de límite de velocidad más el sistema de protección de ocupantes Pre-Safe (prepara la audición humana para el ruido anticipado del accidente cuando existe el riesgo de una colisión). Pueden ser más amplios con varios packs que engloban elementos:

  • Paquete de Asistencia de conducción: Suma el control de crucero activo, asistencia de límite de velocidad, asistencia de frenado activo con función de cruce de tráfico, Aasistente de dirección evasiva, avisador de presencia de objetos en el punto ciego, mantenimiento de carril activo…
  • Paquete Driving Assistance Plus: Incluye Pre-Safe Impulse Side, un sistema que proteger a los ocupantes delanteros de un impacto lateral empujándolos hacia los lados para reducir el riesgo de lesiones.

Es nuevo también que el modelo emplee mapas y datos de navegación para calcular el comportamiento del vehículo. Y, en el primer año que esté a la venta, existe el CLS 53 4MATIC + Edition 1, que cuenta con el diseño interior diferente, con numerosos elementos en color cobre fino, tapicería de cuero con pespuntes en ese tono, iluminación ambiental con 64 colores, el paquete Memory and Mirror o el exclusivo reloj analógico IWC.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta