Se sigue ampliando la familia del Mercedes-AMG GT. Ahora le toca el turno al que será la variante intermedia para la carrocería descapotable. El Mercedes-AMG GT S Roadster llega para situarse entre el modelo base y el potente GT C Roadster. El nuevo ejemplar seguirá contando con la misma estética que destaca por su parrilla Panamericana de listones verticales, el largo capó o un alerón trasero eléctrico que se despliega en función de la velocidad.

La capota de lona de tres capas sigue siendo una gran protagonista en esta versión descatapotable. Se abre y cierra de forma totalmente automática en apenas 11 segundos y puede accionarse en marcha, hasta los 50 km/h. En el interior se aprecia la misma tecnología que se incorporó con la última actualización y que incluye la pantalla flotante multimedia, los asientos deportivos y el resto de sistemas con los que cuenta el modelo.

Mercedes-AMG GT S Roadster. Motor

Por lo tanto encontramos que la principal novedad se esconde debajo del capó. El motor V8 biturbo de 4.0 litros es un viejo conocido para la marca alemana y para esta ocasión ofrecerá las especificaciones anteriormente vistas en el AMG GT S Coupé. Esto se traduce en una potencia de 522 CV y 670 Nm de par, entre medias de los 476 CV del normal y de los 557 CV del GT C. La transmisión seguirá siendo la automática AMG Speedshift 7G DCT y las prestaciones mejoran. Así queda la gama del descapotable:

AMG GT RoadsterAMG GT S RoadsterAMG GT C Roadster
Motor4.0 litros V8 biturbo
Salida476 CV a 6.000 rpm522 CV a 6.250 rpm557 CV 5.750-6.750 rpm
Par máximo630 Nm a 1.700-5.000 rpm670 Nm a 1.900-5.000 rpm680 Nm a 1.900-5.500 rpm
Consumo combinado11.4 l/100km11.5 l/100km12.5 l/100km
Emisiones de CO 2261 g/km262 g/km284 g/km
Aceleración 0-100 km/h4.0 seg3.8 seg3.7 seg
Velocidad máxima302 km / h308 km / h316 km / h

Mercedes-AMG GT S Roadster. Equipamiento

Como ya hemos adelantado, el equipamiento disponible en el Mercedes-AMG GT S Roadster es notable y ahora nos vamos a centrar en los sistemas que afectan a su comportamiento dinámico. En este apartado destaca el sistema de amortiguación adaptativa AMG Ride Control, que viene de serie y adapta la suspensión de cada rueda de forma individual. Tendrá un tarado diferente en los cinco modos del AMG Dynamic Select (Comfort, Sport, Sport Plus, Race e Individual).

Otro de los sistemas clave en este modelo es el bloqueo de diferencial trasero electrónico, que mejora la tracción de las ruedas motrices y da un extra de seguridad al volante. Para terminar, el descapotable equipa de serie los frenos AMG high-performance con unos discos de mayores dimensiones y pinzas pintadas. Opcionalmente se puede optar por los discos cerámicos que son más ligeros y tienen un rendimiento superior.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta