El nuevo Mercedes Clase S 2017 incide en los dos puntos que lo han consolidado, a lo largo de su dilatada historia, como uno de los mejores coches disponibles en el mercado: lujo y tecnología. Por ese mismo motivo no es de extranar que cuente con una variable híbrida enchufable en su gama, que llegará al mercado a lo largo de 2108. Se trata del Mercedes S 560e Plug-In Hybrid 2018.

Sustituye en la gama al Mercedes S 500 Plug-In Hybrid y cuenta con evidentes mejoras respecto a él, casi todas en el apartado mecánico. Como antes, este híbrido enchufable combina un motor de gasolina V6 de 3.0 litros con uno eléctrico y una batería. El propulsor convencional rinde 367 CV de potencia y 500 Nm de par, cuando antes entregaba con 333 CV y 480 Nm.

Mercedes S 560e 2018

Mercedes S 560e 2018

 

A este se une un motor eléctrico que rinde 122 CV y 440 Nm de potencia (antes eran 109 CV y 340 Nm). Falta por concocer todavía la potencia total del sistema, pero sin duda eclipsará los 442 CV de potencia total combinada del antiguo grupo propulsor. La transmisión también es nueva, ya que del cambio de siete marchas se pasa al 9G-Tronic con nueve relaciones, que destaca por ofrecer una transición entre marchas rápida y suave. Por el momento, se desconoce la potencia total del sistema, pero sin duda será mayor que el modelo al que sustituye.

A este trío renovado se suma una batería que, en un tamaño muy similar al anterior, ofrece una mayor capacidad. Ahora tiene 13,5 kWh de capacidad, cuando el modelo anterior solo tenía 8.7 kWh. Además, como se ha reubicado la unidad de potencia en el compartimiento del motor, hace que gane espacio de carga. Se dispone de un maletero de 395 litros. Es un volumen algo escaso para un coche de sus dimensiones (con motor convencional rcuenta con 510 litros), pero algo mejor que el anterior.

Mercedes S 560e 2018 interior

Esta batería ofrece nada menos que 50 km de autonomía eléctrica, una cifra que locoloca entre los mejores con esta tecnología. La cifra mejora los 33 km que alcanzaba el anterior modelo y es realmente importante si echamos un ojo al mercado chino, ya que esa distancia implica poder acceder a ciertos beneficios impositivos).

El paso adelante también se observa en el consumo. En el ciclo de homologación europero anuncia apenas 2,1 l/100 km, cuando el anterior se quedaba en 2,8 l/100 km. El gasto eléctrico es de 15.5 kWh/100 km. De todos modos, el proceso de homologación beneficia mucho a este tipo de vehículos. Las emisiones combinadas de CO2 son cai irrisorias, de 49 g/km.

Mercedes ha equipado al gran híbrido con un pedal de acelerador háptico que puede dar al conductor una resistencia variable capaz de alertar de que el motor de gasolina entrará en funcionamiento. También sugerá a los conductores que levanten el acelerador para iniciar la recuperación de energía mientras conducen.

El Mercedes S560e tiene en cuenta el nivel de carga de la batería, los límites de velocidad o intercambios, y los escenarios de tráfico para determinar si el tren motriz debe usar la rueda libre sin ningún efecto de frenado del motor de la recuperación de energía del motor eléctrico o recargar la batería con el motor eléctrico.

Además de usar el pedal háptico, el S560e también le dará estas sugerencias al conductor (junto con explicaciones del tipo “cruce adelante”), como mensajes entregados a través del panel de instrumentos o la pantalla frontal opcional.

Otra característica interesante es la capacidad de preacondicionar el interior del Benz con el compresor y el calentador de aire acondicionado accionados eléctricamente para encender los apoyabrazos calentados, los asientos y el volante.

Por exclusividad, nivel de tecnología, potencia y eficiencia, el rival al que tendrá que hacer frente el Mercedes S 560e será el Porsche Panamera 4 E-Hybrid 2017, que entrega 462 CV de potencia combinada.. y que llegan a los 680 CV en la versión más capaz, el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (31 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta